Economía
Martes 18 de Julio de 2017

Paro en un laboratorio veterinario por el despido de un gremialista

Trabajadores del laboratorio de especialidades veterinarias ProAgro de Rosario realizan un paro desde el viernes, en protesta por el despido arbitrario de un empleado, que aseguran es víctima de persecución gremial dado que recientemente se había afiliado a la Asociación de Trabajadores de la Sanidad de Rosario y el sur provincial (Atsa) y promovido a su vez la filiación de otros compañeros.

Trabajadores del laboratorio de especialidades veterinarias ProAgro de Rosario realizan un paro desde el viernes, en protesta por el despido arbitrario de un empleado, que aseguran es víctima de persecución gremial dado que recientemente se había afiliado a la Asociación de Trabajadores de la Sanidad de Rosario y el sur provincial (Atsa) y promovido a su vez la filiación de otros compañeros.

La medida de fuerza arrancó a las 6 del viernes pasado en las instalaciones de calle Montevideo al 5.700, ni bien se confirmó la novedad. Continuó ayer y se decidió que seguirá hoy, ante la infructuosa audiencia entre las partes celebrada en el Ministerio de Trabajo provincial. De todas maneras al mediodía se realizará un nuevo encuentro en la sede laboral, y de no haber un acuerdo, el paro continuaría por tiempo indeterminado "hasta tanto se reincorpore al compañero", aseguró Marcelo Liparelli, secretario adjunto del gremio de sanidad.

"No hay argumento válido para el despido, presuponemos que fue echado por su labor gremial", analizó Liparelli, quien comentó que hacía pocos días que el trabajador despedido se había afiliado a Atsa, y que se postulaba como delegado entre sus compañeros, quienes el año pasado lo eligieron como mejor compañero y la propia empresa premió por su desempeño y asistencia perfecta.

Además de este empleado se sumaron al gremio otros siete compañeros más, para reforzar los reclamos a la empresa principalmente por la recategorización de algunos empleados.

"Lejos de intimidar al personal, lo que la empresa logró con este despido es que se afilien más trabajadores", advirtió Liparelli. Es que de un total de 70 empleados, los agremiados ayer ya superaban la veintena.

Comentarios