Economía
Domingo 25 de Junio de 2017

Nubarrones financieros, tormenta social

Roma no paga a los traidores. Y la calificadora de riesgo Morgan Stanley asestó una puñalada al equipo económico al negarle al gobierno el ascenso inmediato de la Argentina a la categoría de mercado emergente. Un campeonato lejano para el común, pero muy significativo para los funcionarios de Mauricio Macri, que viven de esas cosas.

Roma no paga a los traidores. Y la calificadora de riesgo Morgan Stanley asestó una puñalada al equipo económico al negarle al gobierno el ascenso inmediato de la Argentina a la categoría de mercado emergente. Un campeonato lejano para el común, pero muy significativo para los funcionarios de Mauricio Macri, que viven de esas cosas.

La postergación se leyó en clave de advertencia y receta. A pesar de los esfuerzos oficiales por "volver al mundo", los actores de peso en ese universo financiero piden más decisión política y, aunque suene paradójico, respaldo electoral para que el gobierno realice el ajuste y asegure el repago de la abultada deuda que tomó en este año y medio.

La notificación le llegó un día después de colocar en forma casi subrepticia un bono a 100 años a una tasa del 8% anual. Operación que fue criticada por la mayoría de los economistas de distintos sectores académicos e ideológicos. Pocas semanas antes, el propio ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, había advertido sobre la insostenibilidad de la actual dinámica de endeudamiento y déficit fiscal.

Como ocurrió a fines de los 90, la capacidad de pago de la deuda comienza ser un condicionamiento. El "mercado", esa construcción política que Martínez de Hoz y Domingo Cavallo entronizaron como fuente de su propio poder, es impiadoso con los propios cuando huele un mínimo riesgo en la tasa de retorno.

Dentro del propio gobierno se habló esta semana de "traición" de las grandes empresas que despiden, suben precios y no invierten, pese a que los suyos están en la Casa Rosada.

Es un argumento autocomplaciente para esta administración, que hace campaña plebiscitando su programa de ajuste económico. De hecho, las corporaciones aliadas actúan con la libertad que el nuevo modelo les garantiza: no hay para ellos tregua electoral que los inhiba de anticipar los feroces recortes que se esperan para el segundo semestre.


Empleo : semana para olvidar


La nueva ola de despidos que se desplegó en la última semana terminó de destruir el relato oficial sobre la recuperación de empleos y vuelve a azotar a la economía regional. Se confirmó la decisión de Emepa de cerrar los talleres de Pérez y dejar 75 obreros en la calle. Los trabajadores de Mefro Wheels siguen buscando insistentemente a los diputados nacionales de Cambiemos que se comprometieron a contribuir al salvataje de la empresa con un aporte del gobierno nacional que hasta ahora no llegó .Mientras, aguardan que avance el traspaso de la fábrica de llantas.

Los lunes al sol, como los de aquella gran película española sobre el desempleo, es la propuesta que tienen los delegados del oficialismo nacional para ofrecerle al electorado provincial en octubre próximo.

Confían en que el marketing político y la autoflagelación aspiracional de una parte de la opinión pública convaliden esa apuesta, por sobre el intento de contención y mediación que frente a la crisis productiva y de empleo despliegan las instituciones políticas locales.

El martes, esa confianza no alcanzó para rodear la visita del presidente al Monumento a la Bandera de un acompañamiento mayor al de las autoridades que lo recibieron. De hecho, juntó más adherentes otro presidente, el del Banco Central, Federico Sturzenegger, en su reducto de la Fundación Libertad, al que visitó esta semana para participar del foro de economía.

Antes de sugerir con cierto sigilo que la meta de inflación a cumplir pasó a ser la de 2018, el titular del BCRA, se pronunció como el verdadero guardián de la fe en este modelo. "Le tengo una extraordinaria confianza al presidente Macri", concedió para tranquilizar a un auditorio que tiene en claro su ranking de preferencias.

Comentarios