Economía
Martes 01 de Agosto de 2017

"Me llevé una buena impresión de la charla"

"Hablamos de la deuda que mantiene la Nación con la provincia. Le insistí (al presidente) sobre la necesidad de encontrar una salida negociada y, si bien no aseguró nada, me dio la sensación de que había una mirada positiva y una predisposición a encontrar una solución. No mencionamos plazos, pero me quedé con la sensación de que habrá una respuesta", afirmó anoche el gobernador Miguel Lifschitz acerca de su reunión con Mauricio Macri.

También abordaron las obras pendientes en el aeropuerto rosarino, que —según consignó Lifschitz— "está creciendo de manera acelerada en cantidad de vuelos y pasajeros".

"Necesitamos hacer obras muy importantes, además de las que teníamos previstas, como ampliaciones de la plataforma (más de 400 millones de pesos)", detalló.

Al respecto, Lifschitz agregó: "Antes de fin de año se licitará la nueva terminal internacional, una obra de más de 600 millones de pesos. Hablamos de alrededor de 1.000 o 1.200 millones de pesos y le pedí apoyo a Macri, porque los otros aeropuertos del país lo tienen y el nuestro, que es de la provincia y no está concesionado, lo necesita".

También destacó que se retomó el proyecto del predio universitario conocido como La Siberia, en Rosario. Y recordó que, en ese caso, ya venían realizando gestiones con el ministro del Interior nacional, Rogelio Frigerio.

Según subrayó en su discurso en Unión, Macri le manifestó al gobernador la necesidad de que Santa Fe adhiera a la ley de pymes y a la de ART, como también a reducir la carga impositiva de algunos tributos provinciales, como ingresos brutos.

Sobre ese último tópico, Lifschitz le comentó que ayer envió a la Legislatura un proyecto para reducir la alícuota del tributo a los créditos hipotecarios (ver página 15).

"A nadie escapa que tenemos diferencias sobre muchos temas, pero creo que fue una buena reunión y que es el camino que, al menos nosotros, queremos seguir", concluyó.

Comentarios