Economía
Martes 07 de Marzo de 2017

Máximo y Florencia Kirchner negaron delitos y acusaron a Macri de perseguirlos

Los hijos de la presidenta declararon como imputados ante el juez Bonadío y presentaron escritos. Hoy es el turno de Cristina Fernández

Máximo y Florencia Kirchner declararon ayer como imputados en la causa Los Sauces y, a través de dos escritos, negaron haber cometido delitos por el alquiler de propiedades, denunciaron una "persecución política y judicial" en su contra y pidieron su sobreseimiento.

Los jóvenes se presentaron en los Tribunales de Comodoro Py para hacer su descargo ante el juez Claudio Bonadio un día antes de que lo haga su madre, la ex presidenta Cristina Kirchner, quien fue citada para hoy a las 9 por la misma causa que investiga si los Kirchner cometieron delito al alquilarles propiedades a quienes concedían obra pública o negocios con el Estado, como Lázaro Báez y Cristobal López.

En medio de una movilización de apoyo de La Cámpora y ante un fuerte operativo de seguridad en los Tribunales, Florencia Kirchner llegó poco antes de las 9 y, sin formular declaraciones al ingreso ni a la salida, dejó un escrito similar al que minutos más tarde acompañaría su hermano.

"La verdadera causa por la que se me llama a indagatorias es por ser la hija de Néstor y Cristina", señaló Florencia en el escrito. Además, cuestionó que se la acuse de "haber integrado una asociación ilícita que habría comenzado a desarrollar sus designios criminales desde mayo de 2003, o sea cuando sólo tenía 12 años" "Está claro que no estamos ante un problema jurídico sino ante un ejemplo liso y llano de persecución política", agregó.

Máximo Kirchner presentó un escrito similar en el que sostuvo que es víctima de una "persecución política y judicial" y un "hostigamiento mediático".

Aseguró que la causa tiene la intención de "perseguir a los dirigentes políticos opositores para proscribirlos y con el evidente objetivo de ocultar los graves problemas económicos y sociales que el mismo gobierno le ha causado".

"Resulta evidente que están decididos a proscribir a la ex presidenta", agregó en alusión a su madre.

Máximo también remarcó que todos los alquileres fueron cobrados por transferencia bancaria, que es una empresa de carácter "familiar" y que "este proceso supuestamente judicial es la muestra más palmaria de la campaña de persecución y hostigamiento de la cual es víctima" él y su familia.

"Sin embargo, el saqueo del Estado por parte de los conspicuos miembros de la patria contratista, los escándalos del Correo Argentino, Avianca-MacAir, el escándalo Arribas, entre otros tantos, no pueden ser ocultadas a través de este ni cualquier otro expediente judicial", denunció.

El diputado y líder de La Cámpora también cuestionó que acusen a la empresa de ser "un enjambre societario", y advirtió "¿Sabe Vuestra Señoría para qué se hace un enjambre societario? Para ocultar los verdaderos dueños y evadir impuestos fugando capitales de la corrupción, entramado revelado a nivel global con el escándalo de Panamá Papers". "Enjambre societario es una caracterización que les cabe a las más de 50 sociedades offshore del presidente Macri", cerró.

Comentarios