Economía
Miércoles 21 de Junio de 2017

Manifestantes exigieron avances en las causas por corrupción

Una multitud se concentró ayer frente a los Tribunales Federales de Comodoro Py 2002, ubicados en el barrio porteño de Retiro, para criticar el funcionamiento de la Justicia y reclamar cárcel a los corruptos.

Una multitud se concentró ayer frente a los Tribunales Federales de Comodoro Py 2002, ubicados en el barrio porteño de Retiro, para criticar el funcionamiento de la Justicia y reclamar cárcel a los corruptos.

La masiva movilización, convocada a través de redes sociales por representantes de diversos sectores, tuvo lugar justo a la misma hora en que la ex presidenta Cristina Kirchner encabezaba su acto en el club Arsenal, en la ciudad bonaerense de Sarandí (ver aparte y página 11).

"Exigimos justicia, basta de impunidad", decía una mujer por altoparlante antes de las 15, hora de la convocatoria, frente a las rejas cerradas del edificio a raíz del feriado nacional.

Con guantes y gorros, los manifestantes se fueron acercando hasta los Tribunales portando banderas argentinas y carteles contra la "Justicia corrupta", entre otras consignas.

"Todos somos (Alberto) Nisman", decía un cartel hecho a mano adherido a una valla, al recordar al fiscal de la causa Amia que apareció muerto el 18 de enero de 2015 con un balazo en la cabeza luego de denunciar a la ex presidenta por encubrimiento a Irán en el caso por el atentado a la mutual judía.

Entre los presentes se pudo ver al diputado del PRO Waldo Wolff (uno de los que denunció que Nisman fue asesinado), al dirigente y periodista Fernando Iglesias, a la abogada experta en corrupción Natalia Volosin y el economista José Luis Espert.

Quien se encargó de hablar con los medios fue una de las promotoras de la marcha, Marcela Campagnoli, secretaria de Educación de la Municipalidad de Pilar, hermana del fiscal José María Campagnoli y aliada de la diputada nacional Elisa Carrió, la gestora de Cambiemos que más fustiga a los jueces de Comodoro Py.

"No queremos que los jueces les permitan a los candidatos ampararse en sus fueros. El Congreso no es un aguantadero. Carlos Menem, Julio De Vido y los que van a entrar ahora. Queremos una Justicia que investigue en tiempo y forma. Si esos magistrados no tienen coraje de hacerlo, que se corran, que renuncien", disparó.

A partir de las 15, lo que pareció una escasa convocatoria en un frío día feriado se transformó en un acto con cientos de personas. Y los presentes ocuparon la avenida Comodoro Py hasta la esquina de Antártida Argentina.

En primera fila se ubicó una mujer vestida de monja con anteojos negros y una mochila, en alusión al ex secretario de Obras Públicas José López, detenido en Ezeiza desde hace un año luego de que tratara de ocultar bolsos con unos 9 millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

También portaba una bolsa de residuos que aparentaba tener dinero con dos carteles que decían "Para (Lázaro) Báez-Calafate" y "Físicos", en alusión a dólares en efectivo.

Otras personas portaron carteles con consignas como "Jueces valientes y dignos", "Basta de fueros" o "Devuelvan el dinero".

Algunos entonaron "sí, se puede", en clara identificación con el gobierno de Mauricio Macri, quien llegó a la Casa Rosada con esa frase, y otros reclamaron la renuncia de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, uno de los blancos del oficialismo por su papel en el gobierno anterior.

Comentarios