Economía
Miércoles 29 de Marzo de 2017

Macri en Holanda: "Ya probamos con confrontar y no sirvió de nada"

El presidente se reunió con el premier holandés, Mark Rutte, y resaltó que la Argentina necesita del diálogo para "sacar el país adelante"

En el cierre de su visita al reino de Holanda y a una semana del paro general de la CGT, el presidente Mauricio Macri resaltó ayer que la Argentina "ya probó con confrontar y no sirvió de nada" y volvió a proponer "diálogo" para "sacar al país adelante".

"La Argentina necesita del diálogo, porque ya probamos con confrontar y no nos sirvió de nada. Lo que hay que hacer es aceptar la verdad de donde estamos parados, como hemos hecho desde el gobierno con las estadísticas", sostuvo el mandatario luego de reunirse con el primer ministro local, Mark Rutte.

A nueve días de que la central obrera realice su primer paro general en la gestión de Cambiemos, el jefe del Estado elogió los modelos de diálogo social, conocidos como polder model en los Países Bajos, y destacó que recuperar el diálogo "es un objetivo central", ya que consideró que esa actitud "es la que marca la diferencia entre tener éxito y sacar a la Argentina adelante y no tenerlo".

En ese sentido, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, firmó un convenio con su par holandés, Lodewijk Frans Asscher, para impulsar mecanismos de cooperación en esta materia, que incluyen "modelos de concertación" entre el sector público, los sindicatos y las empresas.

Junto a los reyes Guillermo y Máxima y la primera dama argentina, Juliana Awada, el líder del PRO recibió los elogios de Rutte, quien resaltó que el "impresionante programa de reformas" impulsado por la Casa Rosada "están comenzando a dar fruto".

"Presidente Macri, sus reformas están comenzando a dar fruto. La economía argentina comenzó a crecer desde finales de 2016 y el FMI prevé un crecimiento del 2,7 por ciento para 2017. Usted trabaja por conseguir una economía abierta y por fomentar el comercio internacional. Son señales positivas en tiempos en los que muchos tienden a retirarse detrás de sus fronteras", subrayó el premier naranja.

Tras esa reunión bilateral, el mandatario se mostró "contento" porque "decenas de empresarios están interesados en invertir y en expandirse" en la Argentina y agregó: "Me voy muy contento por la ejecutividad, la practicidad y por este clima de afecto impresionante que hay".

Más tarde, Macri se dirigió hasta la sede de la Corte Penal Internacional (CPI) y se reunió con su presidenta, la argentina Silvia Fernández de Gurmendi, y la fiscal, la gambiana Fatou Bensouda, ante quienes ratificó "el compromiso argentino por la plena vigencia de los derechos humanos y el castigo a quienes cometan actos de violencia", informó el gobierno.

"También señaló que se está dando más capacitación a jueces y fiscales para colaborar con los requerimientos que transmite ese organismo internacional", agregó un comunicado oficial.

"Creer en la justicia alimenta nuestra esperanza de un mundo más pacífico y justo en el siglo XXI", manifestó el presidente al firmar el Libro de Honor del tribunal internacional.

Comentarios