Economía
Martes 28 de Febrero de 2017

Macri acusó a la CGT de pretender disparar el año electoral con la marcha

El presidente cuestionó la medida sindical contra las políticas económicas. Dura réplica de la central obrera al gobierno y los empresarios.

El presidente Mauricio Macri acusó ayer a la Confederación General del Trabajo (CGT) de querer "disparar el año electoral" con la movilización convocada para el 7 de marzo en repudio de las políticas económicas del gobierno, y aseguró que el país "hace cuatro meses que todos los días está un poco mejor".

"El país está arrancando. El camino es dialogar, sentarse en una mesa y no ponerse a hacer política porque comienza el año electoral", sostuvo el mandatario respecto a la convocatoria de la central obrera, que ganó el apoyo de un abanico de fuerzas de la oposición y movimientos sociales.

Respecto a la advertencia de la CGT sobre la convocatoria a un paro nacional si no hay cambios en la política oficial, el jefe de Estado se preguntó "cuál es la lógica de parar en un país que hace cuatro meses que todos los días está un poco mejor que el día anterior".

En una entrevista con Canal 9, el líder del PRO se refirió además a las críticas que recibió el gobierno en las últimas semanas por el acuerdo por la deuda del Correo Argentino con el Estado y el desestimado decreto para modificar el cálculo de los haberes jubilatorios, así como en alusión a la marcha que realizará la central obrera el próximo 7 de marzo al Ministerio de Producción.

"Claramente, todas las cosas que estamos viendo muestran que hay una ansiedad por disparar el año electoral que va en contra de lo que necesitan los argentinos, que es armonía, tranquilidad, trabajar en resolver los temas. Ese el camino del progreso", afirmó.

Los errores

En ese sentido, el líder del PRO se quejó de que la actual "no es una Argentina fácil" porque "hay mucha gente que se opone, que pone palos en la rueda; hay mucha gente dentro de la estructura del gobierno que heredamos que no colabora en la tarea".

"En el contexto de todo lo que hemos hecho no me parece justo que digan que hicimos «tantos errores». Son cuatro o cinco errores dentro de miles de decisiones. Y en todos los casos, por suerte, no eran hechos consumados y se pudieron corregir", finalizó.

Contraofensiva

Por su parte, Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato de la CGT, resaltó que la central obrera "apostó al diálogo", pero subrayó que "ni el sector empresarial ni el gobierno cumplieron con lo acordado".

"Lamento que una expresión democrática como es una marcha en la que vamos a peticionar que se reformen cosas se empiece a mencionar como un acto de intolerancia. Al diálogo apostamos, fuimos a una mesa de diálogo en la que ni el sector empresarial ni el gobierno cumplieron con lo acordado. Cuando alguien no cumple está en falta y neutraliza el diálogo", sostuvo el referente sindical.

El titular de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) desestimó que la movilización esté ligada al año electoral, y advirtió: "Si hubo un criterio y una estrategia propia fue la de la CGT de reivindicar y tener una táctica propia de los trabajadores, sin dejarnos mezclar por ningún interés que vaya para un lado o para otro".

El también diputado nacional del Frente Renovador sostuvo que el hecho de que haya "un abanico grande en la movilización" es porque todos son "víctimas de un modelo económico" y remarcó que "acá ninguno busca una candidatura".

"No tenemos poder de veto, no es necesario vetar a nadie. Vamos en favor de resolver los temas que perjudican a la mayoría. Si viene (la ex presidenta) Cristina (Kirchner), (el líder del Frente Renovador, Sergio) Massa, (los presidentes del Partido Socialista, Antonio) Bonfatti, (y del PJ, José Luis) Gioja, quien sea, es una discusión que para nosotros no existe. Todos los que quieran ir a la marcha y acuerden con lo que planteamos, son bienvenidos", completó.

El humor de la calle

En tanto, otro de los integrantes del triunvirato cegetista, Juan Carlos Schmid, afirmó que "más allá de las palabras" del gobierno nacional "la calle no percibe reacción de la economía" y aseguró que la central obrera cuenta con "casos concretos que preocupan", en referencia a los sectores que encararon procesos.

Malcorra confirmó reunión Macri-Trump

La canciller Susana Malcorra confirmó ayer que el presidente Mauricio Macri tiene previsto viajar a Estados Unidos para reunirse con su par Donald Trump en el "segundo semestre" del año.

Señaló que en el diálogo telefónico que ambos mandatarios mantuvieron semanas atrás "reconfirmaron el interés de que Macri viaje a Washington" para mantener el primer encuentro bilateral, por lo que puso en marcha gestiones para confirmar la visita "en el segundo semestre" del año, aunque aún "no está confirmada la fecha" exacta, dijo.

"Yo me encontré con el secretario de Estado Rex Tillerson y le di opciones de días en los que el presidente podía viajar", agregó la canciller.

Comentarios