General Motors
Jueves 09 de Marzo de 2017

Los trabajadores de General Motors salen a presionar contra las suspensiones

Decidieron en asamblea marchar hasta el sindicato para pedir la caducidad del acuerdo. Afirmaron que no bajó la producción "sino todo lo contrario".

Los trabajadores de la planta automotriz de General Motors en Alvear se reunieron en asamblea y acordaron un plan de lucha por la caducidad del acuerdo entre la empresa y el gremio que suspendió a 350 empleados, el cual —aseguran— es "ilegal" porque no fue homologado. Tanto los operarios de GM como los trabajadores de Volkswagen que dieron el presente en apoyo a la lucha de los empleados de Alvear, aseguraron que no hubo una caída de la producción que justifique las suspensiones "sino todo lo contrario".
"Quedó a la vista que los trabajadores quieren la caducidad de este acuerdo y por eso se ha votado un plan de lucha", señalaron los operarios, que mañana concentrarán a las 9 en Junín y Esteban Echeverría para ir a Smata a exigir "el apoyo del gremio, que se derogue el acuerdo y que se reincorpore a los empleados".
El delegado Sebastián Romero sentenció que "el acuerdo es ilegal porque no se homologó en ningún lado".
"Hemos hecho presentaciones en el Ministerio de Trabajo de la Nación y en una audiencia nos dijeron que la empresa General Motors no tenía legalidad ni aval ni homologación para hacer las suspensiones", señalaron los trabajadores, quien afirmaron que "la empresa todavía no llamó a una reunión, sigue con su conducta hostil y de mala fe".
Embed

Mientras tanto, empleados de Volskwagen acompañaron la asamblea para apoyar la lucha. "Venimos también a ver cómo la peleamos todos juntos, porque estamos todos en la misma situación", indicaron, para destacar: "En Volkswagen también se habla de una caída de la producción pero en realidad en cada turno la producción está aumentando, veníamos en turnos de 140 unidades y ahora estamos en 185 por turno. Es todo lo contrario de lo que dicen".
Embed

Germán Tonero, delegado de la General Motors, apuntó en el mismo sentido y afirmó que "siempre dicen que están en crisis, después traen otro modelo y contratan gente nueva, más barata, sin efectivizar y con contratos bajos".
"Los compañeros se están quejando porque falta gente", aseveró.
General Motors suspendió por nueve meses a 350 trabajadores en su planta de Alvear, que tiene un total de unos 2.500 puestos laborales.

Comentarios