Economía
Jueves 18 de Mayo de 2017

Los obreros metalúrgicos marcharon para reclamar un aumento salarial del 30 por ciento

El gremio que conduce Antonio Caló busca perforar el techo salarial del 20 por ciento. Se calienta la nueva ronda de negociaciones paritarias

Trabajadores metalúrgicos se movilizaron ayer por el microcentro porteño en reclamo de un aumento salarial del 30 por ciento y advirtieron que, en caso de no haber una respuesta, la semana próxima iniciarán medidas de fuerza.

Los manifestantes se concentraron frente al Ministerio de Producción, donde se realizó un acto en el que el secretario general de la UOM, Antonio Caló, reiteró que el 20 por ciento de incremento salarial que ofrecieron los empresarios "no alcanza".

Luego del acto, la movilización rodeó la Plaza de Mayo y finalizó frente a la sede de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), la principal cámara empresarial del sector.

"Desde el 1º de abril que venimos reclamando, estamos a fines de mayo y los empresarios se mantienen, primero en el 17 por ciento y ahora en el 20 por ciento", se quejó Caló.

El gremio, que no recibió el bono de fin de año que sí lograron otras organizaciones, reclama un 30 por ciento de aumento, al señalar que con esa cifra se garantizará que los trabajadores metalúrgicos de los escalafones más bajos lleguen a un salario de 13.000 pesos y así no queden bajo la línea de la pobreza.

El sindicato aún no llamó a adoptar medidas de fuerza debido a que hasta el próximo lunes continuará rigiendo la conciliación obligatoria que había dictado el Ministerio de Trabajo.

No obstante, en caso de no haber un llamado al diálogo, el martes próximo la UOM tiene decidido arrancar con las asambleas de una hora, cada dos trabajadas, en todas las fábricas.

Pese a que el gobierno nacional logró que un conjunto de gremios más dóciles aceptara la pauta de aumento salarial del 20 por ciento, más de la mitad de las negociaciones salariales sigue sin cerrarse. Y los sindicatos intentan acomodarse al piso del 25 por ciento ya acordado por los bancarios y por los gremios públicos, incluidos los docentes, en provincias como Sante Fe.

El gremio de los recolectores de la provincia anticipó un escenario complicado para el cierre de las nuevas paritarias que entre mayo y junio próximo hay que cerrar con el Municipio local y las privadas. "Se estima una inflación anual del 25 por ciento y aparte hay que recuperar seis a ocho puntos que perdimos el año pasado", dijo Marcelo Andrada, secretario general del sindicato.

En tanto, los profesores universitarios alineados en las federaciones Fedun, Conadu, Conadu Histórica y Fagdut (UTN), rechazaron en la segunda oferta salarial del gobierno de un aumento salarial del 20 por ciento en cuatro cuotas.

Por su parte, la Cámara en lo Contencioso Administrativo de La Plata suspendió el fallo a través del cual se obligaba al gobierno a devolver los descuentos realizados a los docentes que se adhirieron a los paros convocados por los gremios y que en las últimas horas era su principal reclamo.

Comentarios