Economía
Viernes 28 de Abril de 2017

Los gremios denuncian una avanzada flexibilizadora

El secretario general del gremio lechero Atilra, Héctor Ponce, acusó ayer al Centro de la Industria Láctea (CIL) de "tener de rehén" a Sancor para buscar flexibilizar las condiciones laborales del sector.

"La industria secuestró a Sancor y quiere que Atilra pague el rescate", ironizó.

Según Ponce, las cámaras empresarias del sector lácteo están bloqueando los 450 millones de pesos que el gobierno prometió a Sancor para que pueda paliar su crisis. "Para que se otorgue la ayuda pusieron como condición que todos los trabajadores del sector resignaran derechos adquiridos, flexibilizaran el convenio y que no se discutan incrementos salariales por todo este año", denunció.

Los trabajadores de la rama lácteos del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), que lideran Hugo y Pablo Moyano, ratificaron ayer "la huelga general nacional" en la totalidad de las plantas. También adelantaron que la semana próxima realizarán una movilización y acampe en la Plaza de Mayo.

Moyano (h) encabezará desde las 8 de hoy una "masiva asamblea" en la planta que Sancor tiene sobre la Panamericana. "Se procura instalar desde el gobierno el discurso de la inviabilidad de Sancor, hay una clara maniobra del oficialismo para que la firma cierre y así poder entregarla a algún inversor amigo", dijo.

Comentarios