Economía
Domingo 19 de Febrero de 2017

Llegó la hora de la Bolsa

El gobierno logró una estrategia de financiamiento que le permite cubrir el déficit fiscal, incrementar las reservas y bajar lentamente la tasa de interés.

El gobierno logró una estrategia de financiamiento que le permite cubrir el déficit fiscal, incrementar las reservas y bajar lentamente la tasa de interés. La economía real no arranca.

Las reservas se ubican en los u$s 47.000 millones, un nivel muy elevado ya que el máximo de reservas se alcanzó en el año 2011 alcanzando los 55.000 millones. Esto le da fortaleza al gobierno, el mix de endeudamiento y blanqueo le genero una fortaleza increíble.

El gobierno no deja de tomar deuda en los mercados mundiales e internacionales, a cualquier plazo, tasa y muenda que le ofrezcan. A esto hay que sumarle el endeudamiento que toman las provincias y empresas privadas. En los bancos públicos hay estacionados u$s 7.000 millones, el banco Nación no vende más de u$s 100 millones diarios, si vendería una mayor cantidad, el dólar no estaría en $15,40, cotizaría debajo de $ 14.

Cuando Donald Trump ganó la presidencia, Entre Ríos no pudo colocar deuda en Estados Unidos, por lo que se presumía que se venía el diluvio. En la actualidad, no sólo tomó deuda Entre Ríos, sino que hasta La Rioja tomará u$s 200 millones.

La provincia de Santa Fe se prepara para emitir los u$s 250 millones que les falta, y provincia de Buenos Aires consiguió u$s 1.500 millones.

En la semana que termina, el gobierno nacional consiguió financiarse en el mercado local por un monto el u$s 2.175 millones, a un plazo de 90 días con una tasa del 2,85%, 180 días a una tasa del 3,35% anual.

En pesos se financió por un monto de $ 12.500 millones a un plazo de 4 años y una tasa del 15,09% anual. A 6 años de plazo colocó $ 4.512 millones a una tasa del 14,16% anual. A 9 años de plazo colocó $ 9.207 millones a una tasa del 13,66% anual.

Como puede apreciarse el Estado consigue financiamiento como nunca en la historia, coloca dólares y pesos a tasas muy beneficiosas, y la tasa en pesos está en un proceso de fuerte baja.

En las licitaciones de letras del Banco Central la tasa bajó del 38% anual a niveles del 22,75% anual a 30 días de plazo.

Está claro que el gobierno nacional cumplió un primer objetivo fijado de conseguir dinero para lograr financiar el presupuesto público, incrementar las reservas y capitalizar al Banco Central.

Este ingreso de dólares nos trajo como consecuencia una apreciación del peso. Por si esto fuera poco, el gobierno lleva adelante una política monetaria en donde la tasa de interés se ubica por encima de la inflación y devaluación esperada. Esto trae como consecuencia no deseada un encarecimiento del crédito y una marcada recesión económica, y no se avizora una pronta recuperación del consumo.

En un escenario de tasas en dólares y pesos a la baja, que termina condicionando a la baja el tipo de cambio, no aparecen en el mercado opciones de negocios interesantes en renta fija. Cuando esto sucede, la bolsa emerge como una buena oportunidad para hacer negocios.

En este contexto, el mercado nos ofrece una variada cantidad de oportunidades:

• Una cartera equilibrada podría armarse con un 33% de acciones ligadas al negocio energético, 33% ligada a bancos y 33% al negocio de bienes raíces.

• Otra alternativa es comprar el futuro de índice Merval en el Rofex que cotiza al 30 de marzo a 19.743 puntos, cuando hoy en el mercado vale 19.563 puntos, una diferencia mínima. Si al 30 de marzo el Merval vale $ 21.000 ganarías $ 1.257 por contrato. Si valiera 19.000 puntos, perderías $ 743 por contrato.

En el camino se puede vender o comprar más cantidad dependiendo si sos pesimista u optimista con el mercado. Sólo invertís $ 1.300 por contrato, —una verdadera ganga—, pero hay que tener en cuenta que hay que reponer garantías si el Merval cae de precio.

• Otra forma de comprar acciones, es comprar una opción sobre el índice Merval. Por ejemplo, compras una opción para comprar el índice Merval a 19.000 puntos al 30 de marzo próximo, su valor es de $ 1.011. Si al 30 de marzo el índice Merval vale 21.000 puntos, ganarías $ 989. Si al 30 de marzo índice Merval vale 19.000 puntos perdés los $ 1.011. Es a todo o nada.

• Los futuros y opciones sobre futuros son alternativas muy interesantes a la hora de invertir, ya que con poco dinero podés apostar a ganancias muy importantes, y una baja te podría dejar con las manos vacías.

• Las propiedades están en un proceso de franco ascenso. El incremento de precios es como consecuencia del financiamiento en pozo, que se realiza con cuotas ajustadas por el índice de la construcción, esto hace que el valor de las propiedades en pesos crezca, y la baja del dólar eleve el valor de los inmuebles en moneda americana.

Conclusión

En un mercado con un dólar debajo de $ 16,00, tasas en baja y alta liquidez, todos los caminos conducen a la bolsa. Elija bien las acciones, o apunte al índice Merval, instrumentos de inversión no le faltan, el escenario financiero da muchas oportunidades para ganar dinero.

El plan económico no ha mostrado, por ahora, vertebrar una propuesta reactivadora para la producción, el comercio y los servicios.

Comentarios