caso lópez
Jueves 05 de Enero de 2017

Las monjas del convento declararon ante el juez Rafecas

Las monjas del convento de General Rodríguez María Casas y Marcela Albín declararon ayer ante el juez federal Daniel Rafecas como testigos de la causa en la que se investiga al ex secretario de Obras Públicas nacional José López por presunto enriquecimiento ilícito.

Las monjas del convento de General Rodríguez María Casas y Marcela Albín declararon ayer ante el juez federal Daniel Rafecas como testigos de la causa en la que se investiga al ex secretario de Obras Públicas nacional José López por presunto enriquecimiento ilícito.

Las religiosas aludieron a la vida cotidiana en ese lugar: aseguraron que se mantienen con la pensión que reciben y que se dedican diariamente a la oración y a asistir a la madre superiora Alba, quien está enferma por su avanzada edad.

Además, durante la testimonial que había sido pedida por la Cámara Federal, las monjas detallaron que, tras el incidente con López ,ya no reciben visitas en el convento.

Tanto Marcela como María fueron citadas por Rafecas para declarar en la causa ya que se encontraban en el convento la madrugada del 14 de junio pasado, cuando López fue detenido mientras intentaba esconder en ese lugar varios bolsos que contenían casi 9 millones de dólares.

En principio, el magistrado también investigó a la madre Alba por presunto encubrimiento del ex secretario de Obras Públicas, pero luego la declaró inimputable.

Los peritos judiciales consideraron que la mujer, de 94 años, "no se encontraría en condiciones de declarar con discernimiento o introspección razonables".

Asimismo, Rafecas también dictó falta de mérito para la monja Inés, quien aparece en las filmaciones de las cámaras de seguridad ingresando los bolsos al interior del convento, los que —según declaró ella— creía que contenían comestibles.

El magistrado habilitó la feria para avanzar en la causa contra el ex secretario de Obras Públicas

Comentarios