Sancor
Jueves 04 de Mayo de 2017

Lácteos: la crisis de Sancor complica el abastecimiento

Los comerciantes dicen que los productos de la compañía faltan desde hace un mes. Las otras empresas están al límite de su capacidad.

Los productos de Sancor faltan en las góndolas de granjas y almacenes rosarinos desde hace alrededor de un mes y al resto de las empresas lácteas se les está complicando abastecer correctamente el espacio que dejó vacío la cooperativa. La escasez de manteca ya es un hecho y desde el sector comercial estiman que en breve será el turno de la crema de leche y, probablemente, luego de los quesos.

La salida del mercado de Sancor se conjugó con la caída de la producción de leche y se formó un combo explosivo que derivó en las dificultades del resto de los jugadores de abastecer la demanda de productos lácteos. El cuello de botella no es más pronunciado por una preocupante razón: la caída del consumo que se registra como consecuencia de la golpeada economía de la clase trabajadora.

El presidente del Centro Unión de Almaceneros, Juan Milito, confirmó que no hay entrega de productos de Sancor desde hace un mes y se lamentó por la situación de la cooperativa. "Es una preocupación que esta empresa salga del mercado. Nos solidarizamos con todos los trabajadores y queremos llamar la atención del gobierno nacional; es una cuestión de solidaridad humana y económica con la zona de Santa Fe y Córdoba", señaló, al tiempo que anticipó que mañana, a las 10, en el sindicato de Empleados de Comercio se reunirán entidades sociales y gremiales para expresar su apoyo a la cooperativa Sancor.

El referente de los almaceneros de la ciudad también expresó su malestar ante el aumento del precio de los quesos luego de la salida de Sancor. "Era la que establecía precios testigo frente a la competencia con las demás empresas. En quesos cremoso, barra y sardo hubo un incremento de alrededor de un 25 por ciento en los últimos tres meses", puntualizó.╠

Milito explicó que en los pequeños comercios de la ciudad se está registrando faltante de manteca y, en menor medida, de crema de leche. "El faltante está disimulado por la caída del consumo, eso hace que no se note tan fuertemente. Si estuviésemos en las mismas condiciones de consumo que en 2015 tendríamos un problema muy superior al que tenemos hoy", indicó.

En ese sentido, dijo que la caída de la producción de leche fresca está complicando la producción en las industrias, y mencionó que la entrega de productos se está discontinuando. "Hoy esperaba una entrega de crema de leche y manteca y me dijeron que no llegaban. Desapareció la manteca, pero creemos que en breve serán las cremas y luego los quesos. Esperemos que no la leche, porque es de una complejidad terrible", señaló Milito.╠

Producción al límite

Al respecto, el presidente de Cotar, Bernardo Arocena, subrayó que "reemplazar a Sancor no lo puede hacer uno solo" y dijo que "cuanto más tiempo pase más rota va a estar la cadena y más difícil será". Si bien se mostró esperanzado de que se arribe a una pronta solución, destacó que "todo está complicado".

Arocena explicó que la caída del consumo hizo que la situación de abastecimiento del mercado no sea más complicada aún.

Por su parte, desde la Cámara de Supermercados de Rosario aseguraron que la situación de faltante de productos lácteos fue más complicada sobre el inicio del conflicto en Sancor, y explicaron que de a poco otras empresas fueron cubriendo la demanda. Precisaron que hay menos mercadería disponible pero actualmente no se registra escasez, aunque sí algunas dificultades en los comercios más pequeños.


En Buenos Aires también

El faltante de productos de Sancor en las góndolas de las cadenas de supermercados porteñas refleja la crisis que atraviesa la histórica cooperativa láctea. Mantecas, cremas, queso untable y otros engrosan la lista de clásicos que la firma láctea entrega en cuentagotas, mientras otros directamente no se distribuyen y hay líneas que se discontinuaron. La cooperativa sacó de circulación algunos quesos, como el port salut y el cremoso, y el resto se entrega de forma intermitente. La situación de Sancor es crítica, con cuatro plantas cerradas y el gobierno condiciona una ayuda oficial de $ 450 millones a que bajen los salarios de todo el sector.

Comentarios