Economía
Miércoles 15 de Marzo de 2017

La UIA alertó que no hay tregua importadora y alta capacidad ociosa

La Unión Industrial Argentina (UIA) alertó ayer que la suba de importaciones registrada en 2016 se mantuvo en los primeros meses de 2017, al tiempo que también perdura la caída de las compras externas de insumos industriales de parte del sector fabril, en un contexto de reducción del mercado interno.

La Unión Industrial Argentina (UIA) alertó ayer que la suba de importaciones registrada en 2016 se mantuvo en los primeros meses de 2017, al tiempo que también perdura la caída de las compras externas de insumos industriales de parte del sector fabril, en un contexto de reducción del mercado interno.

La conducción de la central fabril dijo que la importación de bienes de consumo creció en enero 22,7 por ciento respecto de igual período del año pasado, en base a datos oficiales. El volumen en general subió 7,2 por ciento.

La UIA indicó que "en 2016, de acuerdo con datos del Indec, se destacaron las subas en cantidades de 22 por ciento en calzado y 14,8 por ciento en muebles, asientos y colchones". A su vez, "de acuerdo con fuentes oficiales, las importaciones en volumen de indumentaria crecieron 28,8 por ciento; las de bebidas, líquidos alcohólicos y vinagres crecieron 93,8 por ciento; las de productos lácteos, huevos, y miel aumentaron 69,2 por ciento", agregó.

Por otro lado, el Centro de Estudios de la UIA informó que en 2016 la actividad fabril bajó 4,9 por ciento, continuando la tendencia negativa de los años previos.

La UIA reiteró ayer su "preocupación" por la caída en la actividad fabril, la elevada capacidad ociosa en las fábricas y la compleja situación de las economías regionales y las pymes de distintos sectores productivos.

En la reunión se analizó el impacto sobre el sector de un aumento de importaciones, los incrementos de las tarifas de electricidad, gas y agua, y el efecto de los impuestos provinciales y municipales en los precios finales.

En ese marco, la conducción de la UIA manifestó ayer su "preocupación por la caída de la actividad industrial en un contexto donde la capacidad ociosa continúa en torno al 35 por ciento", panorama refrendado por representantes de los sectores que detallaron "las complejas situaciones, particularmente en las pymes y economías regionales", agregó el comunicado.

Comentarios