Economía
Martes 01 de Agosto de 2017

La suba del dólar tiene su impacto en distintos sectores de la economía

En el sector inmobiliario se ajustan operaciones pactadas recientemente. Se aceleran compras de O km. El consumo, muerto con o sin devaluación

La suba del dólar en el último mes y medio agitó distintas actividades económicas de Rosario. Desde las operaciones vinculadas al sector inmobiliario, hasta la venta de autos y productos de consumo masivo, sintieron con distinta intensidad la disparada de la cotización de la divisa.

Inmuebles

El titular de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), José Ellena, dijo que "la movida del dólar en pocos días cercana al 10 por ciento se notó más en las operaciones de compra y venta de inmuebles por montos chicos, que se venían cerrando en pesos", mientras que las pactadas en dólares no sufrieron cambios. "En aquellas ventas que se fijaron en pesos hace un mes atrás y ya estaban prácticamente cerradas se está tratando de repactar el precio, realizar una actualización o bien realizar algún tipo de resarcimiento", dijo el empresario o resarcimiento.

Ellena dijo lo que se busca es unir a las partes para acordar un precio que contemple este salto en la cotización, entendiendo que "no se trata de una especulación sino de evitar que la parte sea el que pierda".

En el mercado, distintos agentes inmobiliarios echaron mano de estrategias variadas. Algunos aconsejan a sus clientes dolarizar a la cotización actual el precio ya pactado en pesos con el comprador de la propiedad, otros actualizan el valor pero estiran plazos de pago, entre algunas de las variantes.

Comercio

Uno de los sectores que sintió el cimbronazo es el comercial ligado a la importación. "Los importadores tanto de indumentaria como electrodomésticos están preocupados", manifestó el titular de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), Ricardo Diab. En cambio, dijo que aún la suba del dólar "no tuvo impacto" inmediato en las ventas minoristas de los rubros locales. "El consumidor que estaba decidido a adquirir algo lo hizo, e incluso aceleró su decisión, siempre realizando pagos con tarjetas de crédito", semblanteó el dirigente.

La realidad es que poco y nada se vende. "Lo que más nos preocupa es la baja del consumo, al punto tal que muchos comerciantes que se reúnen semanalmente en AER, aseguran que incluso no trasladaron la suba de tarifas a los precios porque no hay más margen para seguir aumentando sin que se caigan las ventas", relató Diab.

En el comercio minorista de productos de consumo masivo, los aumentos "son constantes", con y sin devaluación. Así lo dijo el titular del Centro Unión Almaceneros, Juan Milito, quien relató que en julio tanto gaseosas como cervezas subieron un 5 por ciento y en los últimos tres meses los fideos aumentaron un 25 por ciento. ahora esperan las subas de agosto. "Seguramente las nuevas listas s llegarán con retoques que oscilarán entre el 5 y 12 por ciento", indicó Milito.

Como la demanda de alimentos es menos elástica, la reacción es modificar la compra. "Aunque los fideos o el arroz subieron, lo hicieron sobre un valor más bajo, entonces la gente compra esto y deja atrás productos como fiambres, quesos o gaseosas, donde hay una retracción muy notoria", agregó.

Autos

En el mercado automotor de 0 km, la demanda "se potenció" con la suba del dólar. El director regional Santa Fe de la Asociación de Concesionarias de Autos de la Argentina (Acara), Jorge Pesado Castro explicó que, por un lado, la gente está apurando sus compras" para aprovechar la gran cantidad de promociones, bonificaciones, descuentos y ofertas a tasa cero, "porque mes a mes las terminales las van discontinuando". Por otro, quienes están posicionados en pesos salen "rápido a comprar para evitar que algún aumento les quite poder de compra". Las unidades nacionales de distintas marcas aumentan entre 1 por ciento y 1,5 por ciento por mes, detalló. Por otro lado, aquellos clientes que están posicionados en dólares aprovechan para hacer valer el mayor poder de compra de su dinero. En Rosario, entre el primer semestre de este año y el mismo de 2016 las ventas subieron alrededor del 25 por ciento.

No es el caso de los autos usados. El presidente de la Cámara Empresaria de Comercio Automotor (Ceca) de Rosario, Pablo Todesco, señaló que la situación del dólar no impactó porque el mercado "ya venía muy quieto" y "se vende muy poco". Las bonificaciones y la financiación para compra de unidades 0 km, generan una inclinación hacia ese segmento. "Estamos en desigualdad", dijo.

El analista Marcelo Vila Ortiz, de la Fundación Polo Logístico Región Rosario, quien anualmente confecciona el costo industrial de las empresas de la región, dijo que el movimiento del dólar impactaría en las que se abastecen de insumos importados, cuya correlación en precio es directa ante cualquier movimiento de la divisa. De todos modos, aseguró que en un producto, el porcentaje de componentes dolarizados no son del 100 por ciento".

Comentarios