Economía
Domingo 17 de Septiembre de 2017

La revolución tecnológica llega a la construcción

La innovación modifica los insumos que utiliza esta industria. Ya se pueden construir casas con impresoras 3D.

La innovación en la construcción se dará en el futuro a través del uso de nanomateriales que otorgarán mayor resistencia y eficiencia energética, en tanto que las impresoras 3D permitirán construir casas antisísmicas y oficinas, coincidieron los integrantes del Area de Pensamiento Estratégico (APE) de la Cámara Argentina de la Construcción.

Fernando Lago y Marcelo Cammisa, dieron detalles de cómo la innovación modificará a la construcción, y en ese sentido, explicaron que la nanotecnología, el desarrollo de sistemas en escala nanomética, revolucionará la construcción en la elaboración de los materiales para construir y la conservación de energía.

Indicaron que materiales como el cemento, el concreto y el acero se beneficiarán con el agregado de nanopartículas que les brindarán mayor resistencia, dureza, resilencia a incendios y mejoras en su mantenimiento.

A partir de estas coberturas nanomejoradas se podrá evitar, por ejemplo, que estructuras de concreto puedan ser pintadas con grafiti; en tanto que las aberturas de vidrio se verán beneficiadas en cuanto a eficiencia energética, ya que serán más fácilmente lavables y tendrán control de rayos UV. Además, los nanomaterales contribuirán a reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Impresión 3D a gran escala

La impresión 3D es un grupo de tecnologías de fabricación por adición, donde un objeto tridimensional es creado mediante la superposición de capas sucesivas de material.

En China se está avanzando en la construcción de casas realizadas por impresoras 3D, especialmente por los terremotos que castigan la región.

En Dubai se inauguró una oficina de 250 metros cuadrados, proclamada la primera oficina realizada completamente con una impresora 3D, y cuya construcción se llevó a cabo en 17 días a un costo de 140.000 dólares.

El Area de Pensamiento Estratégico fue creada hace 12 años en el seno de la cámara y es una suerte de "think tank" de la entidad. Tiene cerca de 150 publicaciones relacionadas con la necesidad de inversión de infraestructura en la Argentina.

"En la convención de la Cámara del 2015, el académico mexicano Juan Enriquez Cabot nos sacudió sobre las novedades en innovación y dijo que era algo inevitable. Empezamos a relevar quiénes trabajaban en innovación en la construcción y nos contactamos con universidades, ONG's y empresas, y seleccionamos los proyectos que nos parecieron más interesantes por su impacto social y los financiamos", describió Lago.

Bajo la denominación Innovación Abierta, la cámara junto con la Subsecretaría de Emprendedores del Ministerio de Producción de la Nación convocaron a autores de proyectos que ofrecieran soluciones innovadoras a los problemas de la industria de la construcción, y los dividieron en rubros como gestión de residuos, medición de la productividad y construcción en veda.

Finalmente, uno de los proyectos que encaró la cámara es la construcción de una planta piloto de tratamiento para la eliminación de arsénico en agua y el desarrollo de un filtro para tratamientos de aguas superficiales, ambos de bajo costo.

En otro orden, Lago mencionó la importancia del impacto de la capacitación en actores del sector "y elaboramos un proyecto junto al gremio de la Uocra, el Ministerio de Trabajo, el de Educación y la OIT para que se tenga en cuenta la innovación en las currículas" de la profesión constructiva.

Comentarios