Economía
Martes 11 de Abril de 2017

La obra pública movió la venta de los insumos de la construcción

El Grupo Construya informó que en marzo hubo un leve repunte de la venta de materiales. Igual, en el trimestre el saldo fue negativo

La venta de insumos para la construcción subió 11,2 por ciento en marzo último respecto de igual mes del 2016, impulsado por la reactivación de las obras públicas. De todos modos, según el indicador elaborado por grupo Construya, conformado por empresas líderes del sector, las ventas durante el primer trimestre acumularon una caída del 0,9 por ciento en comparación con igual período de 2016.

En comparación con febrero último, la comercialización de productos para la construcción registró una inusual mejora del 22,4, pero principalmente porque en marzo hubo cuatro días más de ventas que en febrero (24 contra 20). De hecho, la medición desestacionalizada marcó una suba de 3,25 por ciento.

El estimador mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción, como ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

El informe que acompaña los datos recopilados por el grupo Construya destacó la tracción de la obra pública sobre esta leve recuperación. Los trabajos de infraestructura se paralizaron prácticamente el año pasado por orden del gobierno nacional. Este año electoral mejoró la ejecución presupuestaria del gasto de capital, de modo que se refleje en los índices como una suba.

Calculado con base 100 en 2002, el índice volumen de ventas del sector se ubicó en marzo en 307, contra los 332,7 del mismo mes de 2015 y los 348 de 2014.

Por su parte, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (Isac) del Indec, arrojó como resultado que durante febrero el índice bajó 3,4 por ciento con respecto a igual mes del 2016.

El dato del acumulado durante el primer bimestre del año en su conjunto registra una disminución de 2,9 por ciento con respecto a igual período de 2016.

Consumo de carne

La brusca depresión económica desatada luego de la asunción de Mauricio Macri redujo en forma significativa la base de comparación, lo que contribuye a mostrar algunos brotes verdes estadísticos. Es el caso del consumo promedio de carne bovina, que mide la Cámara de la Industria de la Carne y Chacinados de la República Argentina (Ciccra).

Esa entidad registró un repunte del 3,5 por ciento interanual en ese indicador durante el primer trimestre del año. Así, llegó a 58,4 kilos por habitante por año, luego de haber cerrado en 2015 con casi 60 kilos por habitante por año.

"En el primer trimestre el consumo de carne vacuna por habitante habría sido de 58,4 kilos al año, 3,5 por ciento mayor al registrado en enero-marzo de 2016", indicó la entidad presidida por Miguel Schiariti.

"Si extrapolamos la declaración de la faena de terneros con el peso encontrado, en las auditorías realizadas por la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario, podremos concluir que el consumo per cápita es menor", sostuvo el informe.

En tanto, de acuerdo con los datos, el precio promedio de la carne vacuna registró un alza de 7,3 por ciento mensual. En marzo, la faena de hembras aumentó 43 por ciento.

Comentarios