Alquileres
Domingo 27 de Agosto de 2017

La morosidad se asoma en los gastos de los hogares

El gobierno lanza ofertas de préstamos indexados por inflación que tienen alta demanda, pero cuyo destino es pagar deudas.

Mientras el gobierno nacional impulsa créditos hipotecarios indexados por inflación y endeudamiento para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y jubilados, la economía financiera familiar comienza a mostrar indicios de morosidad en la forma y el pago de las cuotas. Las primeras alertas se detectan en retrasos en abono de alquileres y boletas de luz y gas.

En un contexto en el que las tasas de los bancos se sostienen altas, se afianza el aumento de las tarifas de los distintos servicios, crece la pérdida del poder adquisitivo y la intranquilidad laboral se sostiene como principal preocupación, la morosidad en los pagos empieza echar luz sobre una incongruencia en las últimas medidas económicas adoptadas por la Nación, que alienta el endeudamiento pero no genera certidumbre financiera en las familias.

Según un informe del Banco Central de la República Argentina (BCRA), la morosidad de los créditos a las familias aumentó 3,1% en mayo respecto del mes anterior, a partir de un mayor incumplimiento en el repago de los préstamos personales. Al mismo tiempo, se observó un incremento de 2,7% _ajustado por inflación_ en la financiación a familias, impulsado por el crédito hipotecario.

"En un marco en el que todas las asistencias crediticias a este segmento mostraron crecimientos mensuales, en el período se destacó el aumento de los préstamos hipotecarios, los cuales se expandieron 6,6% en forma real", señaló en el informe sobre bancos.

En tanto, si se compara con mayo de 2016, el crecimiento es de 13,1%, también liderado por préstamos hipotecarios y por los prendarios. Este último segmento mostró una variación de 27,7% en forma interanual.

En rigor, los préstamos personales crecieron en julio a un ritmo del 54,8%, y alcanzaron a 281.473 millones de dólares, mientras que los préstamos por tarjetas de crédito ascienden a 234.880 millones de pesos, lo que totaliza una deuda en cabeza de los particulares de 516.353 millones de pesos, o unos 28.686 millones de dólares.

Alquiler, luz y agua

Desde Defensa al Consumidor confirmaron a LaCapital que el índice de morosidad en relación a los alquileres de viviendas se duplicó en relación al año pasado. "En lo que va de este ciclo tuvimos 30 casos al respecto, es decir que este tipo de inconvenientes, que vienen aumentado, representan el 2, 5% de la totalidad del contrato".

Esto no es un dato menor, entendiendo que es una de las causas por las que "crece la demanda de rescisión de contratos de alquiler alcanzando un total de 50 casos en este 2017". Es un número "mayor" en comparación con el del año anterior.

En relación a locales comerciales, el titular de Concejalía Popular, Nire Roldán afirmó que "aumentaron los cierres por no poder afrontar los escalonamientos de precios". El último informe realizado por la ONG, arroja que en 2016 "se cerró el año con 1.560 espacios comerciales cerrados; este 2017 se elevó a 2.100 hasta abril y en los últimos cuatro meses el número ascendió a 2.380". En rigor, "detectamos que hay un 30% más de agudización en relación a la caída de los pagos de alquileres en el rubro comercial".

Otro de los consultados, el abogado de la Multisectorial contra el tarifazo, Juan José Alcaraz, señaló que "extraoficialmente estimamos que hay un 30% que no puede pagar las boletas" de los distintos servicios como el gas y la luz, siendo este último el más afectado.

Solamente a modo de referencia, "en mayo hubo 30 presentaciones de imposibilidad de pago" entre comercios, pymes y particulares, "lo que demuestra que la situación está muy complicada para los diversos sectores que se encuentran atravesando una situación delicada" producto de los fortísimos aumentos que hubo en los servicios esenciales.

Crédito igual a deuda

En bases a los datos aportados por la Ansés regional, desde el comienzo de la modalidad 60x60 del programa "Argenta", que permite que los jubilados y pensionados puedan solicitar un préstamo que va desde 5 mil hasta 60 mil pesos a devolver en 12, 24, 48 o 60 cuotas incluyendo a un jubilado que cobra el haber mínimo ($6.394), entre abril pasado y el 9 de agosto, ya se otorgaron 28.868 préstamos a jubilados y pensionados de la provincia de Santa Fe, por un monto que supera los 900 millones de pesos.

En tanto, en el ámbito nacional, los créditos ascienden a 605.871 créditos y de ese total, el 70% (338.135) fue solicitado por aquellas personas que reciben la AUH y el 30% restante (146.364) por quienes perciben las pensiones no contributivas o la pensión universal para adulto mayor. Además, 121.372 personas eligieron hacer la solicitud web. Aparte de Santa Fe, las provincias con más cantidad de préstamos concedidos son Buenos Aires (200.135), Córdoba (48.934), Mendoza (24.970) y Tucumán (18.016).

También según datos del propio organismo, el principal destino de estos préstamos son para arreglar la casa, pagar deudas y comprar comida. Además, sgún una encuesta de Ansés, un 73% de los que sacaron la línea, era la primera vez que accedían a un préstamo.

De acuerdo a los datos obtenidos por el organismo previsional, el 55,5% dijo que utilizará los fondos (entre $ 3.000 y $ 20.000) para arreglar la vivienda, mientras que 18,5% lo usará para ponerse al día con deudas previas con intereses más elevados (el préstamo Argenta, tiene una tasa del 24%). En tercer lugar, un 10% lo destinará a consumo básico y 8% a la compra de bienes y/o servicios. Finalmente, un grupo más reducido (4,5%) utilizará el dinero para encarar un negocio; tratamientos de enfermedad (2,5%); o comprar tecnología (0,5%).

Por su parte, Grupo First (empresa que brinda asesoramiento financiero) en su informe detalla que "la operatoria a través de tarjetas de crédito, respecto al stock al 31 de julio, representa un monto de 254.936 millones de pesos, sufriendo una caída (-1,56%) respecto al cierre del mes pasado. El crecimiento interanual representa un 25,40%. Esto indica que se están utilizando menos planes de pago en cuotas y menor financiación de los saldos de resúmenes".

En relación a los créditos hipotecarios (incluye ajustados por inflación), el informe expresa que durante julio sigue su crecimiento representando una suba del 6,84 % respecto al mes pasado, acumulando un stock total de $83.270 millones. El crecimiento interanual ha sido del 48,07% y sigue constante. Queda claro entonces el despegue que tuvieron este año los hipotecarios". Sin embargo, alertan desde Grupo First que el avance del dólar puso en alerta a aquellos tomadores de créditos ya otorgados y a aquellos que esperan la oportunidad para su acceso, teniendo en cuenta que "estos créditos otorgados en pesos ya no son suficientes para la propiedad elegida o la que estaban pensando reservar, recordemos que los metros cuadrados se transan en dólares".

Mal augurio

El economista y fundador de Fundación Pueblos del Sur (FPS), Daniel Guida, el informe del BCRA sobre aumento de la morosidad de las familias "es una fotografía que no hay que descuidar". Según el especialista "tanto en 2015 como en 2016 se habían culminado los ciclos con baja mora, porque la dinámica de la economía generó que haya mucho cumplimiento".

Entendiendo el contexto económico actual, "la pérdida de empleo, el aumento de las tarifas y los precios, las altas tasas de interés son factores que hay que tener en cuenta cuando se impulsa el endeudamiento, porque en el país dicho combo ya se vivió". Guida señala que, en base al informe del BCRA, aquellos que "arrastran créditos" hoy no estarían pudiendo cumplir con el pago en tiempo y forma de las cuotas, sobretodo "quienes tienen ingresos fijos, es decir el asalariado" producto de la intranquilidad laboral por despidos, altas tarifas de servicios, pérdida de poder adquisitivo, aumento de precios por inflación, entre otros.

"Creo que lo que refleja el BCRA es un síntoma, porque se está dando un combo en el que los privados prefieren invertir en Lebacs, a sabiendas que el gobierno paga con seguridad absoluta, en vez de invertir en el consumidor particular; esto se denota en que los créditos personales están por las nubes".

Cómo se endeudan las familias argentinas

En su último informe monetario mensual, el Banco Central de la república Argentina (BCRA) informó que en julio el total de préstamos (pesos y moneda extranjera) exhibió un aumento mensual de 3%, destacándose el crecimiento de los préstamos comerciales.

En términos nominales, los hipotecarios crecieron en julio 5,8%, acumulando un aumento de 40% en los últimos doce meses. El financiamiento en UVA continuó ganando participación en los préstamos hipotecarios otorgados a las familias, representando en el último mes cerca del 80% del total. Desde el lanzamiento de este instrumento se han otorgado aproximadamente $ 14.000 millones. Por su parte, los préstamos con garantía prendaria crecieron en el mes 3,9% , con una variación interanual que superó el 60%.

En cuanto a los préstamos destinados mayormente al consumo de las familias, los personales moderaron su ritmo de crecimiento, registrando un aumento de 2,8% ($ 7.700 millones). Las financiaciones con tarjetas de crédito registraron una caída de 1,6% ($ 3.700 millones), que en parte se explicó por la concentración del vencimiento semestral de una de las tarjetas destinada a financiar a productores del sector agrícola y ganadero. El aumento acumulado en los últimos doce meses fue de 22,9%.

De este modo, el financiamiento al sector privado en pesos exhibió un aumento nominal de 3,1% ($31.700 millones), mientras que la variación interanual se ubicó en el orden del 32%.

Por su parte, en inofrme de estabilidad financiera correspondiente al primer semestre, el Banco Central aseguró que "los niveles de morosidad siguen siendo particularmente bajos".

"La irregularidad de los préstamos a las familias alcanzó 2,9% de la cartera en el comienzo de 2017, ligeramente mayor (+0,2 p.p.) que el registro evidenciado al momento de la publicación anterior del IEF, reflejando el desempeño de las líneas de consumo", informó. Y agregó: "De esta manera, el ratio de morosidad de los préstamos a los hogares acumuló una suba de 0,6 puntos desde fines de 2015".

"Tanto el nivel del endeudamiento, como el de la carga financiera que enfrentan los hogares continuaron siendo bajos y no presentaron cambios relevantes en comparación con la edición anterior del IEF", dijo el relevamiento.

Comentarios

Últimas Noticias