Economía
Jueves 23 de Marzo de 2017

La inflación de Santa Fe fue del 2,7 por ciento en febrero y sumó casi 5 por ciento en dos meses

Se ubicó por encima de la medición del Indec y del resto de las provincias. Por los tarifazos nacional y provincial, el rubro vivienda subió 12,4 por ciento

La provincia de Santa Fe registró en febrero la inflación más alta del país, con el 2,7, de acuerdo con lo informado ayer por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). En lo que va del año, el índice de precios local acumuló un incremento de 4,8 por ciento

La inflación santafesina durante el mes pasado superó al 2,5 por ciento informado para el mismo período por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) para el área metropolitana y al de los cinco distritos que hasta el momento dieron a conocer sus índices.

Así, la medición local refleja un recrudecimiento de la dinámica de aumento de precios en los primeros dos meses del año, que se condice con los índices nacionales, tanto oficiales como privados.

Sin embargo, el alza de precios evoluciona en un porcentaje superior: el 2,7 por ciento de Santa Fe superó al 2,5 por ciento de inflación calculada por el Indec para el mes de febrero en la ciudad autónoma de Buenos Aires y los partidos que integran el Gran Buenos Aires. Esta última fue la más alta registrada por el organismo que conduce Jorge Todesca, en los últimos ocho meses, desde el 3 por ciento registrado en junio de 2016.

De hecho, el índice de precios del Indec aumentó por encima de las mediciones del IPC Congreso, la CGT y consultoras privadas, que midieron 2,1 por ciento.

También la inflación santafesina de febrero superó al 2,32 por ciento de Córdoba, el 2,2 por ciento informado por la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires, el 1,7 por ciento de San Luis, el 1,6 por ciento de Mendoza y el 1,33 por ciento de Neuquén.

El año pasado el Ipec, que comenzó a difundir nuevamente su índice de precios en septiembre, midió una inflación acumulada de 32,9 por ciento, muy por debajo de los indicadores que a nivel nacional dieron cuenta de una inflación anual del 40 por ciento.

En los primeros dos meses del año, la dinámica inflacionaria en la provincia de Santa Fe pareció acelerarse.

Tarifazos

Como en el resto del país, el incremento de las tarifas fue determinante en el alza de precios de febrero, ya que el capítulo "Vivienda y servicios básicos" aumentó un 12,4 por ciento y tuvo una incidencia de 1,27 punto porcentual, casi la mitad de la inflación total.

En Buenos Aires este rubro subió 8,4 por ciento, a partir de alzas de 13,1 por ciento en servicios básicos y combustibles (tarifas), 9,6 por ciento en reparaciones y 2,8 por ciento en alquileres.

Esa variación significativa que el índice de precios al consumidor (IPC) refleja para el rubro en Santa Fe se explica principalmente por la suba de precios de los servicios, que nuevamente se derrama en cascada desde enero y que impactarán de lleno hasta este mes, tanto para la electricidad —que aumentó un 15 por ciento y un 19 por ciento en enero y marzo respectivamente y a ello se agregará la suba nacional del precio mayorista— y el agua (28 por ciento de incremento en febrero y se espera otro del 10 por ciento en junio, sin descartar más aumentos en los meses sucesivos).

En la medición del Ipec de febrero respecto a la de enero, a los gastos vinculados a las viviendas y servicios básicos del hogar le siguen en orden de importancia los costos de atención médica y de salud (3,1 por ciento) y de transporte y comunicaciones (2,8 por ciento).

El resto de los índices evaluados no supera un aumento del 2 por ciento, como el esparcimiento y el apartado "otros bienes y servicios".

Alimentos y bebidas

Tanto los alimentos y bebidas como los gastos de equipamiento y mantenimiento del hogar subieron en promedio 1,2 por ciento y la educación 1 por ciento, un porcentaje que se estima crecería considerablemente en la medición de marzo, cuando se refleje de lleno el impacto del costo de la canasta escolar. Según encuestadoras privadas, el incremento anual de la canasta escolar sería de un promedio de 30 por ciento.

En tanto, el rubro de la indumentaria fue el único que registró deflación al caer 1,3 por ciento respecto del enero.

En el apartado alimentos y bebidas, las subas más considerables de los productos se registraron en el pan de mesa (6,3 por ciento), el arroz blanco simple (3,4 por ciento), hamburguesas congeladas (6,3 por ciento) y salchichas (6,5 por ciento). En el apartado de lácteos, el queso sardo subió 9,1 por ciento, la manteca 5 por ciento y el yogurt firme 5,4 por ciento.

En verdulería, la papa es la que más aumentó e incluso encabeza la nómina total de productos evaluados con un 12,6 por ciento, mientras que la cebolla bajó 0,2 por ciento. El precio de las gaseosas se incrementó 3,5 por ciento y el vino 3,8 por ciento.

El índice de precios es elaborado mediante un operativo de campo que se lleva a cabo de manera continua y consiste en el relevamiento mensual de aproximadamente 22.400 precios en alrededor de 1.000 locales informantes.

Comentarios