Economía
Sábado 28 de Enero de 2017

La inflación del verano complica la meta fijada por el gobierno para 2017

Los analistas esperan un aumento de precios superior al 1,7% para enero y de 2% para febrero. Menos margen para llegar al 17% anual.

La inflación de enero y febrero podría ubicarse por arriba del 1,5 por ciento mensual que el gobierno nacional fijó como meta para el período, a raíz de los incrementos en combustibles, electricidad, expensas y prepagas. Sin embargo, la tasa interanual bajará, ya que los índices serán inferiores a los de los mismos meses de 2016.

De acuerdo con las proyecciones de diferentes consultoras, la inflación de enero se ubicaría en torno del 1,7 al 1,8 por ciento, en tanto que la de febrero podría trepar al 2 por ciento, lo que dejaría al gobierno con un margen de una inflación no superior al 1,2 por ciento mensual promedio para el resto del año si quiere cumplir con la meta del 17 por ciento para 2017.

Pero por otro lado, la inflación del primer bimestre sería menos de la mitad de la del mismo lapso de 2016, de lo que se desprende que la tasa interanual bajaría a un nivel inferior al 40 por ciento por primera vez en diez meses.

De acuerdo a la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, desde abril del año pasado la inflación interanual se ubicó siempre en niveles superiores al 40,5 por ciento, con un pico del 47,2 por ciento en julio, principalmente por efecto de la devaluación de diciembre de 2015 en el primer semestre y de los incrementos tarifarios en agua, electricidad, gas y transporte.

En la misma línea, el Centro de Innovación de los Trabajadores (Citra), vinculado a la Universidad Metropolitana del Trabajo (Umet) relevó una inflación de 40,9 por ciento en 2016, el nivel más alto desde 1991.

El primer semestre promedió alzas mensuales de 3,9 por ciento, indicó Citra, lo que en términos anualizados fue un 58,3 por ciento. En el segundo semestre fue del 1,4 por ciento, equivalente a 18,2 anualizado. Esta desaceleración se debió a la estabilidad del dólar y al freno en la suba de servicios públicos y naftas.

Respecto del segundo semestre de 2016, la inflación de enero y febrero de este año marcaría un leve aumento a aproximadamente el 1,8 por ciento, proyectan las consultoras, pero como los índices de esos meses en 2016 fueron respectivamente de 4,1 y 4 por ciento, la tasa interanual descendería aproximadamente seis puntos porcentuales.

Según Estadística de la CABA la tasa anual bajó del 44,8 por ciento en noviembre a 41 por ciento en diciembre y, si se cumplen las proyecciones de la consultoras, podría seguir descendiendo al 37,6 por ciento en enero y 34,9 por ciento en febrero.

Comentarios