Economía
Viernes 25 de Abril de 2008

La inflación en Santa Fe es del 4,2 por ciento

La inflación de Santa Fe durante el mes de marzo fue de 4,2 por ciento, la más alta del país y también la más elevada en la historia del Indice de Precios al Consumidor Nacional (IPCN), que comenzó a difundirse a fines de 2005.

La inflación de Santa Fe durante el mes de marzo fue de 4,2 por ciento, la más alta del país y también la más elevada en la historia del Indice de Precios al Consumidor Nacional (IPCN), que comenzó a difundirse a fines de 2005. La tenebrosa marca estuvo fuertemente influenciada por los efectos del lock out agropecuario del mes anterior. Los precios de alimentos y bebidas subieron 6,3 por ciento en el mes. Pero también se dispararon los costos del rubro educación, un 9,7 por ciento.

El IPC Nacional mide la evolución de precios en ocho provincias y, al participar en su confección los organismos estadísticos provinciales, no está directamente involucrado en la manipulación que sufre su primo, el IPC tradicional, que releva precios en Capital Federal y Gran Buenos Aires y que históricamente fue tomado como referencia para todo el país.

De hecho, el IPC tradicional registró en marzo una variación de precios de 1,1 por ciento, con un movimiento de similar magnitud en el rubro de alimentos y bebidas. En cambio, la inflación promedio para el conjunto de ocho provincias, difundida ayer por el Indec, fue de 1,6 por ciento en marzo.

Santa Fe encabezó el ranking, seguido por San Luis (4,1 por ciento), Tucumán (2 por ciento), Córdoba y Mendoza (1,7 por ciento), Catamarca (1,4 por ciento), Buenos Aires (1,3 por ciento) y Capital Federal (1 por ciento).

Más allá de las polémicas por los índices, el hecho de que en la provincia el índice de precios refleje una suba casi tres veces superior al promedio nacional permite pensar que, quizás por la concentración y dureza de los piquetes agropecuarios, hay regiones que sufrieron más intensamente las consecuencias de la medida.

De hecho, a pocos días de iniciada la tregua, el Ministerio de Producción difundió un relevamiento efectuado por la Dirección General de Comercio Interior en la que se habían detectado subas de precios superiores al 36 por ciento en productos de la canasta básica en Rosario y Santa Fe.

De todos modos, el impacto de la medida de fuerza no alcanza por sí sólo la evolución de los precios a nivel provincial. En el mes de marzo, el rubro de mayor incremento fue el que se asocia a los gastos de educación, con un 9,7 por ciento.

Alquileres y tasas. Otro sector con fuertes subas fue el de viviendas y servicios básicos, que agrupa ítems como los alquileres, servicios básicos y combustibles para el hogar, y gastos de reparación. La suba fue del 4,6 por ciento fue muy superior al del resto de las provincias. Por ejemplo, la inflación en ese rubro fue de 1,9 por ciento en Mendoza, 1,2 por ciento en Buenos Aires, 1 por ciento en Córdoba, 0,8 por ciento en Tucumán, 0,6 por ciento en San Luis, 0,3 por ciento en Catamarca y sin variaciones en Capital Federal. Es posible que haya influido en ese ítem la reciente suba de las tasas municipales.

Rubro por rubro, los precios en Santa Fe subieron durante marzo 6,3 por ciento en alimentos y bebidas, 5 por ciento en indumentaria, 4,6 por ciento en vivienda y servicios básicos, 2,4 por ciento en equipamiento y mantenimiento del hogar, 0,5 por ciento en gastos para la salud, 1,6 por ciento en transporte, 1,7 por ciento en esparcimiento y 9,7 por ciento en educación.

Estos valores para el promedio del IPC Nacional son los siguientes: 2,1 por ciento alimentos y bebidas, 1,2 por ciento indumentaria, 1,2 por ciento vivienda, 0,8 por ciento equipamiento del hogar, 0,8 por ciento atención médica y gastos para la salud, 0,9 por ciento transporte y comunicaciones, 1,2 por ciento esparcimiento, 7,3 por ciento educación y 0,5 por ciento para otros bienes y servicios.

Es récord y la más alta del país. Impactó el lock out y las subas en vivienda y educación

Comentarios