Economía
Domingo 10 de Septiembre de 2017

La industria nacional

Carlos Pellegrini, uno de los más destacados defensores de la industria nacional, en 1890 decía: "Es necesario que en la República Argentina se trabaje y se produzca algo más que pasto". Y proseguía: "Todo el país debe desarrollar sus industrias, ellas son la base de su riqueza, de su poder y de su prosperidad, recordando así, que sin industria no seremos un país moderno".

La primera manifestación relevante de la industria en las tierras del Plata se produce con el arribo al Brasil, el 2 de setiembre de 1587, de un buque fletado por el obispo-encomendero Vitoria, desembarcando artesanías de Tucumán. Esa fecha ha sido recogida para festejar todos los años el "Día de la Industria Argentina".

Hoy existen en nuestro país diferentes regiones, cadenas de valor, que bajo una interacción público-privada, han desarrollado una construcción colectiva de agendas regionales de trabajo, que apuntan a la mejora de la competitividad, de la industria local. Los ejemplos locales abundan, y la provincia de Santa Fe ha sido pionera en este tipo de esquemas de articulación. Estos actores han sido fundamentales en el salto industrial argentino, de estos últimos años y viéndose reflejado en nuevas inversiones para construcción de naves industriales, incorporación de tecnologías para la producción de sus procesos de valor, redundado así, en mejoras de productividad como de agregación de valor, en definitiva, en competitividad industrial.

Existen numerosos desafíos de cara al futuro para la industria Argentina, y para la manufactura local en particular, dificultades que en algunos sectores preocupan en la actualidad, como es el ingreso de manufacturas a precio de dumping ó la aparición de medidas para-arancelarias que dificultan el acceso de nuestra producción a determinados mercados internacionales.

Sin embargo, esto no deberá olvidar lo realizado hasta el momento, siendo que el proceso de industrialización nacional, debe seguir su fase de profundización, bajo el esquema de consenso público-privado, para que la Industria Argentina, sea sinónimo de generación de empleos de calidad, acompañada de calificación técnica permanente y adaptada a las nuevas tecnologías, para la aportación en la agregación de valor, de nuestras manufacturas.

En un nuevo aniversario del "Día de la Industria" recordemos, nuevamente conceptos que nos transmitió Carlos Pellegrini: "Con el desarrollo de la producción y el crecimiento económico que la misma genera, esta se traduce en un mayor bienestar para nuestros compatriotas".

Comentarios