Economía
Sábado 18 de Marzo de 2017

La economía en Santa Fe creció 1,7 por ciento, pero cayó bruscamente la industria

La cifras fueron difundidas ayer por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), que elabora el Indicador Sintético de Actividad Económica (Isae).

La economía de Santa Fe creció 1,7 por ciento durante 2016, impulsada por la actividad del complejo oleaginoso en la primera parte del año. En cambio, se retrajo bruscamente la producción industrial y el consumo de energía, mientras que el empleo privado registrado se estancó.

La cifras fueron difundidas ayer por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), que elabora el Indicador Sintético de Actividad Económica (Isae).

Según la descripción oficial, el Isae recibió un fuerte impulso del complejo oleaginoso durante los primeros meses del año, que se vio reflejado, fundamentalmente, en las series de energía y combustibles. "Sin embargo, a partir del mes de abril del 2016, la tasa de crecimiento anual osciló entre valores negativos o cercanos a cero, para volver a repuntar hacia fin de año", señalaron los técnicos del organismo.

Durante el año, la industria manufacturera en la provincia mostró un claro retroceso, con la excepción de los sectores vinculados al sector agropecuario.

La fabricación de automotores exhibió una caída promedio en el año en la cantidad de autos producidos, en torno a un 4 por ciento. Sin embargo, la cantidad de autos vendidos a concesionarios fue la serie que presentó la evolución más favorable de todas las que conforman el Isae, con un aumento promedio del 21,8 por ciento durante en el año. Las importaciones de vehículos por las aduanas de la provincia crecieron un 48,5 por ciento.

Por otra parte, el crecimiento en el consumo de gasoil, que mostró un guarismo positivo del 14,3 por ciento promedio en el año 2016.

La energía eléctrica consumida por los grandes clientes de la EPE cayó en promedio, durante el 2016, un 2,4 por ciento.

El consumo de gas, la tercera serie del Isae vinculada con la generación de energía, presentó una variación acumulada del 5,6 por ciento durante el año. Los usuarios residenciales incrementaron su consumo. En cambio, las principales bajas en el consumo fueron de las centrales eléctricas (-37,6 por ciento) y del sector comercial (-25 por ciento).

El balance del año muestra un estancamiento del nivel de empleo.

El indicador impositivo, la recaudación real de ingresos brutos, una vez eliminada la estacionalidad, tuvo un crecimiento acumulado del 4 por ciento en el año.

En 2015 la economía de Santa Fe creció 2,9 por ciento.

Comentarios