Economía
Jueves 28 de Septiembre de 2017

La deuda externa creció y el déficit de cuenta corriente se duplicó

Las cuentas externas registraron un rojo de u$s 5.954 millones en el segundo trimestre del año. La balanza de pagos se complica

La balanza de pagos, que sopesa el dinero que ingresa y egresa por operaciones financieras, inversiones o el intercambio de bienes y servicios, cerró el segundo trimestre del año con un déficit de 5.954 millones de dólares. Es más del doble que los 2.780 millones de dólares de pérdida que registró en igual período del 2016. Así lo informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, la deuda externa bruta, pública y privada, ascendió a 204.818 millones de dólares, una suba de 15,8 por ciento frente a los 176.813 millones de dólares del segundo trimestre del año pasado. Es decir que creció 28.005 millones de dólares.

Deudamanía

La deuda del gobierno sumó 127.559 millones de dólares, 27.601 millones de dólares por sobre los 94.241 millones de dólares de abril-junio del año pasado, con un incremento del 50 por ciento en la emisión de títulos, que ascendió a 99.958 millones de dólares. Los otros y 27.601 millones corresponden a préstamos.

El organismo indicó que desde marzo último la deuda se incrementó en 5.950 millones de dólares. A fines del segundo trimestre el 62 por ciento del total del pasivo corresponde al gobierno, el 7 por ciento al Banco Central, el 2 por ciento a las sociedades captadoras de depósitos y el 29 por ciento restante a otros sectores.

Los flujos de la cuenta "otra inversión", que incluye moneda y depósitos, créditos y anticipos comerciales y préstamos, totalizó 3.282 millones de dólares debido a la formación de 2.257 millones de dólares de activos financieros externos y una disminución de los pasivos de 1.026 millones de dólares.

La formación neta de activos externos creció 51 por ciento respecto de igual trimestre del año anterior, principalmente debido al aumento de moneda y depósitos de otros sectores. La disminución de pasivos se explica por cancelaciones de préstamos del Club de París.

Fuga

En el segundo trimestre, la cuenta corriente registró un déficit de u$s 5.954 millones, explicado por un saldo negativo de la balanza de bienes y servicios de u$s 2.954 millones, un débito neto de ingresos primarios por rentas de u$s 3.259 millones, y un crédito neto de ingresos secundarios por transferencias corrientes, de u$s 259 millones.

En el mismo período la cuenta financiera registró un ingreso neto de u$s 6.376 millones, explicado por la emisión neta de pasivos por u$s 7.541 millones, compensada parcialmente por la adquisición neta de activos financieros, por u$s 1.164 millones.

Por efecto de las transacciones de la balanza de pagos las reservas internacionales se redujeron en el trimestre u$s 2.804 millones.

El informe del Indec señala también que al cierre del segundo trimestre la economía registró una posición de inversión internacional neta a valor de mercado acreedora por u$s 29.967 millones.

El miércoles, el Indec informó que la balanza comercial sumó en los primeros ocho meses del año un déficit de u$s 4.498 millones.

Peligro de shock

Desde el punto de vista de la macroeconomía, el agujero comercial profundiza la vulnerabilidad externa, sobre todo en una administración que tomó 100 mil millones de dólares de deuda desde que asumió y que promovió la fuga de 20 mil millones de dólares.

Al disertar en las jornadas del Banco Central la economista estadounidense Carmen Reinhart advirtió la toma de deuda externa no puede ser "una disciplina" permanente. Advirtió la analista que nunca se sabe cuáles son los shocks permanentes en la economía global, por lo que la emisión de deuda externa debe ser manejada con cautela.

Comentarios