Economía
Viernes 30 de Junio de 2017

La demanda de dólares no afloja y la divisa bate récords

Los inversores pasan su cartera a la moneda estadounidense, que escaló por cuarto día consecutivo. Dudas de los operadores

El dólar marcó otro récord y subió ayer 8 centavos, a $ 16,75 para la venta en la city porteña, en una jornada en la cual el mercado volvió a registrar una demanda que no cede. En el inicio de la jornada el dólar operó a $16,71, pero con el correr de las horas el precio tomó impulso para marcar el cuarto máximo histórico consecutivo.

En el mercado se sostiene una firme demanda por cobertura, de cara al período electoral, lo que coincide con la altura del año, en la que se cobra el medio aguinaldo. Operadores analizaron que a ello se suma la necesidad de adquirir dólares para las vacaciones ante la proximidad del receso de invierno.

Las pizarras del Banco Nación ofrecieron la moneda norteamericana a $16,70 en el cierre de la rueda, aunque en algunas entidades llegó a los $16,85. El segmento mayorista también operó con tendencia alcista al vender el dólar a $16,50, que representó una suba de 5 centavos respecto de la jornada pasada.

De ese modo, mantuvo un marcado incremento en lo que va de la semana luego de que se conociera el cierre de listas para las Paso.

Agentes financieros consideran que el tipo de cambio continuará en la senda de crecimiento y apuntan a agosto como un mes clave para los movimientos en el precio.

En los últimos cuatro días el billete ganó 33 centavos, que constituyó una racha de aumentos que llevó a una mayor oferta por parte del sector agroexportador al percibir una firme cotización del dólar.

"La demanda por cobertura y para atender obligaciones con el exterior reiteró su dominio en el desarrollo de las operaciones y justificó la nueva suba del tipo de cambio", dijo Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Fernando Izzo, de ABC Cambios, explicó que el dólar mayorista "continuó siendo demandado contra el peso ante un cambio de escenario de los mercados financieros en general y que afecta especialmente a los inversores en pesos, que siguen pasando sus capitales a otros activos de menor riesgo y en moneda extranjera, aun a costa de perder rendimientos".

Comentarios