Economía
Jueves 16 de Marzo de 2017

La CGT define la fecha del paro y el gobierno agudiza la confrontación tras jornada de movilizaciones

El jefe de Gabinete insistió con la estrategia de atribuir la protesta a fines políticos. "Se dejan llevar por las voces que buscan frenar el cambio", dijo

El gobierno reclamó ayer a los jefes sindicales que "no se dejen llevar por las voces que necesitan que el cambio fracase", mientras que desde la Confederación General del Trabajo (CGT) respondieron que el paro nacional que se anunciará hoy es "irreversible" y advirtieron que "los resultados que no aparecen son el fracaso" de la política económica.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuestionó las medidas anunciadas por la CGT _que hoy resolverá la fecha de la protesta_ y las dos CTA _que ya fijaron un paro para el 30 de marzo_ y aseveró que "si la propuesta en materia económica es la vuelta atrás, no hay espacio de discusión posible, salvo en el ámbito electoral y partidaria".

Las declaraciones llegaron en medio de una jornada de movilización, piquetes y ruidazos desarrollados en distintos puntos del país aunque con una única consigna de rechazo a la política económica del gobierno macrista.

La fecha de la protesta

Los dirigentes de la CGT que la semana pasada durante la masiva movilización sintieron la presión de las bases por fijar una fecha concreta al paro, señalaron ayer que hoy el consejo directivo de la central obrera decidirá y anunciará "la fecha del paro nacional", que no incluirá una movilización y seguramente se realizará entre el 4 y el 6 de abril próximo. Así lo afirmó Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato cegetista.

En ese marco, Peña volvió a cargar contra el kirchnerismo y en su intento por revertir la ofensiva sindical enfatizó que "no hay que dejarse llevar por las voces que quieren que fracase el cambio, que necesitan que fracase el cambio, empezando por la ex presidente Kirchner".

"Desde el primer día, que no se le entregaron los atributos de mando al presidente Macri, mostraron rechazo a la voluntad democrática; ni asumieron los problemas que dejaron, ni aportaron soluciones constructivas", agregó el ministro coordinador.

Sin embargo, desde la CGT contrarrestaron a Peña: "Los resultados que no aparecen son el fracaso del gobierno. ¿A quién vamos a culpar que cayó el consumo, que no hay moneda en el bolsillo de la gente o que no arranque la economía?", respondió con tono confrontativo Schmid.

Para Peña "el paro no es necesario ni va a mejorar la situación de los trabajadores al día siguiente" y que "no hay ideas que puedan aportar los dirigentes sindicales que no haya sido aportada en una reunión con nosotros".

Junto a su ministro de Trabajo, Jorge Triaca, Peña estimó que las paritarias de este año "van a ir generando una recomposición del poder adquisitivo y consumo" y que en "sectores industriales se empieza a tener movilidad" con relación al empleo.

Al respecto, Schmid dijo que "es probable que haya un rebote de la economía este año en el segundo semestre, pero no va a regalar generosidad, la economía sigue en declinación".

El dirigente sindical indicó que "hay un punto de confrontación" en la decisión del gobierno nacional de mantener el rumbo económico, y estimó que "no hay una interpretación" del Ejecutivo de la situación social que afecta a la Argentina.

En cuanto a la decisión de la administración de Macri de negociar con los gremios por sector, Schmid fue contundente: "Es un intento para agrietar las diferencias que tenemos y evitar un conflicto nacional". Sin embargo, el dirigente aclaró que esta maniobra "no va a afectar" al movimiento sindical.

"Si esa es la idea de un proceso económico, estamos en un problema. Si hacemos de todo un rompecabezas es difícil", agregó.

Comentarios