Economía
Miércoles 12 de Abril de 2017

La CGT analiza su vínculo con el gobierno tras el paro general del 6 de abril

La mesa chica de la central obrera se reunió para evaluar el impacto de la huelga. Dijeron que ya nadie firma paritarias por el 18 por ciento

triunviros. Los "popes" de la CGT rechazan la idea del gobierno de hacer acuerdos por sectores.

La cúpula de la CGT se reunió ayer para evaluar el impacto del paro general del jueves último y analizar los "pasos a seguir" de cara a la reunión de consejo directivo que se realizará el jueves 20, al tiempo que ratificó la "estrategia de conjunto" en la puja con el gobierno.

Los triunviros cegetistas Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer se dieron cita en la sede de UPCN, ubicada en Moreno al 1300 de la Capital Federal, donde efectuaron un balance de la medida de fuerza y definieron el "temario" para el próximo encuentro de la organización.

"Vamos a ver cuáles son las implementaciones que hacemos sobre las razones y reclamos que estuvieron presentes el 6 de abril", sostuvo Schmid al término de la reunión, y añadió que "seguramente el gobierno irá a convocar" a la central obrera "la semana que viene".

Por su parte, el secretario de Prensa de la CGT, Jorge Sola, sostuvo que en el encuentro del jueves 20 se abordarán los "pasos a seguir luego de las dos importantes medidas de fuerza llevadas adelante", en referencia a la movilización del 7 de marzo y la huelga del jueves último.

"Los informes de las distintas regionales confirman la contundencia del paro", dijo Sola, y añadió: "Tocamos timbre durante 24 horas, esperemos a ver cómo reaccionan. No tenemos diálogo porque no lo han iniciado".

Tras aclarar que los reclamos que llevaron a la central al paro son "inamovibles", Sola redundó: "Necesitamos que se pare la sangría de empleo, que empiece a generarse mejor y mayor empleo, que se ataque el empleo en negro y la pobreza y que se mire con especial atención la situación de los jubilados".

De cara a las paritarias, el referente sindical indicó que "el techo que proponía e impulsaba el gobierno ya ha sido perforado: ya nadie firma por el 18 por ciento, lo que se está firmando es por arriba del 20 por ciento".

"A medida que vaya avanzando el año y se vayan firmando acuerdos en abril, mayo y junio, efectivamente se estará alrededor del 25 por ciento", sostuvo, y cerró: "Veremos cómo se comporta la economía".

Sobre la intención del gobierno de encarar el diálogo con los gremios "sector por sector", Schmid señaló que "la CGT no va a abandonar su estrategia de conjunto", mientras Sola apuntó que "cada uno va a estar sentado con la CGT atrás".

En referencia a las sugerencias del gobierno para dotar de mayor transparencia a los sindicatos con medidas como el voto electrónico o el límite a los mandatos, Schmid señaló que hay un "montón" de iniciativas que "ya están en marcha".

En tanto, Sola adelantó que "el cuerpo de abogados de la CGT va a responder", a la vez que agregó que "no son recomendaciones que no estén contempladas en la ley, como la de cupo femenino o la 23.551, que es la de asociaciones sindicales, nada que ningún gremio haya infringido".

Además del anfitrión, Andrés Rodríguez —titular de UPCN—, participaron los jefes sindicales Roberto Fernández (UTA), Gerardo Martínez (Uocra), Omar Maturano (La Fraternidad), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Armando Cavalieri (Comercio), a quienes se sumó el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, entre otros.

Proponen al metalúrgico Donello al frente de la CGT local

Tras el paro de actividades del 6 de abril decretado por la CGT, con un alto impacto en Rosario, se largó la carrera para ocupar el sillón en la secretaria general de la CGT local.

   En ese plan, tomaron la posta gremios que fichan con la CGT nacional (Dragado y Balizamiento, Recolectores, Municipales, UPCN, Norte, Obras Sanitarias, Tractores, entre otros) y anticiparon que van por la conducción de la CGT local y para ello impulsan a Antonio Donello, de la UOM, un "dirigente gremial que se ha destacado todo este tiempo entre conflictos y situaciones difíciles en virtud de que el sector metalúrgico es uno de los más castigados por la implementación de las políticas nacionales.

   Vale recordar que la conducción en la CGT Rosario está en estado acéfalo en virtud de que había comenzado un proceso de normalización que nunca ha llegado a cumplirse.

   Hoy, en ese escenario de conflictos gremiales frecuentes tanto en Rosario como en la región, "se necesita una conducción de la central obrera que salga a bancar cada situación difícil por la que atraviesan los gremios", dijo Marcelo Andrada, secretario general del Sindicato de Recolectores.

   "Creemos que Donello debe ser esa persona", aseguró el dirigente gremial. Así también lo afirmó Oscar Barrionuevo, dirigente de Obras Sanitarias: "Apoyamos a Donello para conducción de CGT".

   A Andrada lo acompañan unos cincuenta gremios y asimismo Donello ya dio su OK para ocupar "un cargo que hoy debe llevarse de contenido y de lucha", dijo el dirigente de la UOM.

Comentarios