Economía
Jueves 09 de Marzo de 2017

La Casa Rosada ratificó, tras la marcha sindical, que no cambiará la política económica

La Casa Rosada asegura que no hay motivos para modificar el rumbo de la economía. También minimizó las denuncias por despidos

El gobierno rechazó ayer la posibilidad de modificar las políticas económicas, tal como reclamó la CGT, y aseguró que "no hay medidas macro" sino "cuestiones a resolver de manera sectorial", al tiempo que auguró que el "clima económico será mejor" a medida que avance el año electoral.

Luego de la masiva movilización de la central obrera, que advirtió que habrá un paro general si no se cambia el rumbo económico, en Balcarce 50 aseguran que los sindicalistas "tienen todo el derecho a reclamar un cambio en las políticas", aunque aclaran que no se tendrá en cuenta ese pedido.

"Nosotros tenemos unas ideas sobre la Argentina que nos gustaría que sea y no las vamos a cambiar. Para los sectores que están en dificultades hay que sentarse a hablar. No hay medidas macro, son todas cuestiones que hay que resolver en mesas sectoriales", resaltó un importante funcionario nacional.

Consultado sobre las críticas de la CGT al gobierno y al sector empresario por no respetar el acuerdo para no despedir trabajadores, uno de los hombres que integra la mesa chica del presidente Mauricio Macri afirmó que "si un empresario se comprometió a que no haya despidos y despidió a alguien, está mal, incumplió su palabra".

Instrumentos

"No tenemos ningún instrumento legal. Podemos decirle «no despidas». Más que eso no podemos hacer", reconoció el dirigente oficialista.

Sin embargo, las fuentes consultadas subrayaron que los referentes sindicales "citan 200 despidos acá, 300 despidos allá, pero las cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) dicen que mes a mes hace seis meses casi se recuperó lo que se había perdido".

En ese sentido, anticiparon que el gobierno informará cómo fue la evolución del empleo "por provincia y por sector", ya que remarcan que "mientras más detalles se den de la información ayuda a hacerla más creíble".

"Para tener un diálogo constructivo tenemos que discutir sobre los hechos", subrayan en la Casa Rosada, al tiempo que ratifican que el gobierno "siempre" va a sentarse a dialogar "por convicción, porque esa es la única manera".

Y agregó: "Estamos convencidos de que lo que estamos haciendo es lo que le va a hacer mejor a los argentinos y vamos a seguir en ese camino. Obviamente, dialogando con todos, porque nosotros solos no vamos a arreglar al país".

Consultado respecto al impacto que tendrá la situación económica en el resultado de las elecciones legislativas de este año, el integrante de la mesa chica oficial indicó que "entre el 30 y 40 por ciento de la población cree que la economía va a mejorar".

"La sociedad está muy golpeada porque lleva décadas de decadencia. Pero el clima económico de octubre va a ser mejor que el de ahora, pero eso no quiere decir que vamos a estar en el paraíso", subrayó uno de los hombres que diariamente se reúne con el jefe del Estado.

Al respecto, agradeció la "comprensión muy grande que está mostrando la gente" y destacó que el gobierno "no puede ser indiferente" a un resultado electoral: "Es súper importante el resultado electoral. En cada elección tenemos que renovar el crédito que nos dio la gente".

Finalmente, el funcionario nacional señaló que "las paritarias son libres y se hacen sector por sector" y que el Ejecutivo "no se va a meter en las negociaciones del sector privado".

Sin embargo, en las cercanías del presidente afirmaron que "obviamente" tratarán de que los números de los acuerdos salariales se fijen en torno de las metas de inflación y que se incluyan las denominadas cláusulas gatillo: "Eso es para coordinar y que no caiga el poder adquisitivo".

orador. Daer cerró el acto de la CGT en medio de abucheos y reclamos por un paro general.

Comentarios