Economía
Lunes 11 de Septiembre de 2017

La Casa Rosada define los últimos puntos del presupuesto 2018

La proyección de gastos será presentada el viernes en el Congreso. Aunque el debate recién tendría lugar después del 10 de diciembre

La Casa Rosada trabaja contrarreloj para delinear los últimos aspectos del proyecto de ley de presupuesto nacional 2018, que será remitido esta semana al Congreso, y que prevé una tasa de crecimiento del 3,5 por ciento.

El Ministerio de Hacienda nacional confirmó que la iniciativa será presentada el viernes próximo, a las 13, en el Congreso por el titular de la cartera, Nicolás Dujovne.

Además del crecimiento del PBI del 3,5 por ciento, los principales lineamientos del proyecto una inflación de 12 por ciento en línea con la meta del Banco Central (BCRA) y un dólar promedio del orden de los 21 pesos.

Si bien el Ejecutivo enviará al Legislativo el proyecto en los plazos previstos por la Constitución, estiman que la discusión podría demorarse hasta después del 10 de diciembre, cuando se integre el nuevo Congreso surgido de las elecciones del 22 de octubre.

Uno de los puntos sobre los que se espera mayor debate es el nivel de endeudamiento que asumirá el país para cumplir con sus compromisos.

El cálculo refleja que, durante 2018, se deberán tomar créditos por unos 30 mil millones de dólares, de los cuáles 10 mil millones serán para renovar vencimientos de deuda y el resto para cubrir el déficit fiscal.

Al respecto, el mayor desafío será la reducción del déficit a 3,2 por ciento desde el 4,2 por ciento proyectado para este año.

La estrategia del gobierno es mantener el nivel de gasto en términos reales, buscando reducir el déficit en forma gradual y a partir del crecimiento de la economía.

Durante 2017, las cuentas públicas tuvieron el auxilio del blanqueo de capitales, que aportó cerca de 120 mil millones de pesos, con lo cual el recorte de gastos deberá ser amplio, aunque jugará a favor el crecimiento de la economía que permitirá atenuarlo.

En el gobierno hacen foco en que el 60 por ciento del gasto presupuestado para el próximo ejercicio se destinará a servicios sociales.

El segundo punto de debate que el gobierno define es la incorporación de la prórroga de la emergencia económica, que vence este año.

La norma le transfiere facultades del Legislativo al Ejecutivo para la administración de partidas presupuestarias, beneficio que surgió tras la crisis de 2002 y lleva 15 años de vigencia (la última prórroga fue en 2015 y se había extendido por dos años).

Otro de los puntos que podría generar polémica durante el tratamiento de la ley es el incremento en las tarifas de los servicios públicos y del transporte, ya que el gobierno planea aumentos en el último bimestre de este año que impactarán directamente en las cuentas públicas de 2018.

Comentarios