Economía
Jueves 09 de Marzo de 2017

La Cámara amonestó a Casanello y Delgado por "dejar sin norte" la causa Panamá Papers

A través de un duro fallo, el tribunal de alzada cuestionó la investigación del juez y el fiscal en la que está involucrado el presidente Mauricio Macri

La Cámara Federal amonestó duramente ayer al juez federal Sebastián Casanello y al fiscal Federico Delgado por haber "diversificado" la pesquisa por la causa Panamá Papers, en la que está involucrado el presidente Mauricio Macri, y alertó que por ello, a casi un año del inicio del caso, han "dejado sin norte la investigación".

La resolución fue de los jueces de la Sala II de la Cámara, al revocar la pretensión del senador Fernando Pino Solanas y el historiador de la deuda externa Alejandro Olmos Gaona de participar de la causa.

En ese marco, los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun cuestionaron la investigación que se abrió contra el presidente; su padre, Franco Macri, y sus hermanos por las sociedades offshore descubiertas en abril pasado a través del escándalo internacional conocido como Panamá Papers.

Para la Cámara, "el esforzado intento del juez instructor por mostrarse equidistante derivó en su propio alejamiento del rol de director del proceso, coadyuvando a la actual indefinición".

"La propia necesidad del fiscal de «redefinir» los límites —que actualmente giran en derredor de «los contornos de un entramado societario desplegado mediante el recurso jurídico de las sociedades offshore en varios países»— es su más fiel expresión", dijo la Cámara.

A criterio del tribunal de alzada, "la pesquisa y, a casi un año de su inicio sin avances cualitativos en lo que hace a la hipótesis inicial, han irrumpido sus límites desdibujándolos de forma tal que, incluso, el objeto de otros procesos se está viendo alcanzado por la extensión que se ha dado a la presente".

"Es de mencionar que sólo su particular método de llevar adelante esta causa ha dejado sin norte la investigación", añadió el tribunal.

Las críticas surgen de un fallo en donde la defensa de Franco Macri cuestionó el papel de amicus curiae que se le había dado a Solanas y Olmos, porque su incorporación al expediente "inclina el proceso en perjuicio" del empresario.

La Cámara entendió que había que apartarlos porque su relación con la causa "se vincula con circunstancias acaecidas en los años 80" y no estaba justificada tampoco en la condición de senador de Solanas.

Panamá Papers es un escándalo internacional en donde quedaron expuestos documentos confidenciales vinculados a la firma panameña Mossack Fonseca, que mostraban cómo funcionarios y empresarios de todo el mundo hicieron negocios en paraísos fiscales utilizando compañías offshore y cuentas secretas. El apellido Macri estaba en la lista y el presidente quedó formalmente imputado por "omisión maliciosa" y "lavado de dinero".

A fin del año pasado se presentó en el expediente Franco Macri para intentar despegar a su primogénito.

El 1º de febrero pasado el fiscal Delgado le pidió al juez Casanello apurar el esclarecimiento del caso y dejó entrever el pantano en el que podría caer la causa: mucha de la información que se necesita está en el exterior y hay que reclamarla vía exhortos que promueve el Poder Ejecutivo.

Comentarios