Economía
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Inversiones: las subas traen oportunidades

El mercado financiero brinda nuevas oportunidades, y para los que no se quieren complicar la vida, una forma fácil de operar es comprar el índice Merval a futuro.

El mercado financiero brinda nuevas oportunidades, y para los que no se quieren complicar la vida, una forma fácil de operar es comprar el índice Merval a futuro. La operatoria es sencilla, el miércoles estaba en 23.492 puntos, en lugar de adquirir todas las acciones del índice, que constituyen las empresas más negociadas del mercado, podés comprarlo en los mercados de futuro.

Tenés que dejar $ 1.900 como garantía y te compras un índice Merval septiembre que vence el 30 de este mes, que cotiza en 23.888 puntos, o bien diciembre, que cotiza a 25.360 puntos. Si en lugar de ser alcista sos bajista, podés con la garantía mencionada vender el índice Merval.

Al 30 de septiembre se coteja la cotización del índice con tu contrato y tendrás una pérdida o una ganancia. Mientras llegamos a ese día, si estás comprado y el índice sube, serás inmensamente feliz. Sin embargo, si el índice baja de precio, tendrás que reponer garantías en efectivo y por la diferencia entre el precio de compra y el valor actual. Lo inverso sucede si estas vendido.

Podés comprar opciones de compra o venta, pero es algo más complejo que dejamos para que los explores a medida que vas operando. El volumen de negocios es muy interesante, y la virtud de esta forma de inversión es que poniendo $ 1.900 jugás como si tuvieras una cartera de $ 23.888 en el caso que comparas el índice Merval futuro septiembre. Son inversiones que tienen alta volatilidad y eso las hace muy atractivas. También podés tener una cartera de acciones, y utilizar este instrumento para ir tomando ganancias sin vender tu tenencia de acciones. Distraer solo $ 1.900 y dejar el resto en Lebac al 2,2 por ciento mensual es muy interesante.

Este contrato vence en forma trimestral, y su larga duración lo hace muy atractivo. La garantía de $ 1.900 la podés poner con un título público o Lebac para no tener que inmovilizar dinero.

Otro instrumento de inversión interesante es el cupón PBI. Dada la suba de los bonos en dólares, y su fuerte baja en la tasa de retorno, un bono a 5 años rinde el 4,5 por ciento anual y a 10 años el 5,8 por ciento anual, nos parece atractivo invertir en el cupón PBI, para ello explicaremos como funciona.

Los cupones PBI pagan renta en la medida que el país crezca más del 3 por ciento anual y se efectiviza el 15 de diciembre posterior al cumplimiento de dicha meta.

El cupón PBI en dólares tiene previsto pagar u$s 48 de renta, de dicho total lleva pagados entre los años 2005/2011 un total de u$s 18. Hace 6 años que no paga renta. Si el país crecería más del 3 por ciento en el año 2017, pagaría una renta de aproximadamente 4 o 5 dólares el 15 de diciembre de 2018. El precio de este bono en dólares es de u$s 10,90, con lo cual en un escenario de mejora del PBI más allá del 3 por ciento anual y suponiendo que pague una renta de u$s 4,00 tiene la posibilidad de cobrar un cupón equivalente al 36,7 por ciento de la inversión, una renta en dólares extremadamente atractiva.

Hay un cupón PBI en pesos, pero consideramos más atractivo el bono en dólares. En todos los casos, pesos, dólares o euros, se pagarán hasta 48 unidades de dicha moneda, no más que dicho valor.

Este cupón PBI se incorporó al canje de la deuda del año 2005 para ser más atractivo el canje de deuda vieja que estaba en cesación de pagos por deuda nueva. No fue un invento feliz, ya que le costará al país una gran cantidad de dólares. Hoy está en el mercado como una oportunidad de inversión y no deberíamos dejar pasar la oportunidad. En total restarían a pagar u$s 13.000 millones y $ 9.500 millones.

Las inversiones en pesos, vía compra de Lebac a 8 meses vista nos dan como resultado una tasa del 27,3 por ciento anual, y el bono PR15 nos da una tasa de retorno del 29,5 por ciento anual, consideramos a ambas muy buenas opciones de inversiones.

En cuanto a las acciones, el mercado sigue muy firme, Estados Unidos es la nave insignia y su bolsa marca nuevos récord gracias a la posibilidad de una reforma impositiva en dicho país, y que el impuesto a las ganancias baje del 40 por ciento al 25 por ciento. Esto hizo que se generara un efecto contagio en América latina y las bolsas de México y Brasil están en niveles record. Argentina sigue copiando a la suba al resto de los mercados, y se desentiende de la coyuntura.

Conclusión

Cuando los mercados están a la suba, no le busque contra, relájese, disfrute de la suba, y potencie sus inversiones en los activos que aún no muestran una suba muy importante. Por ahora, los bonos en dólares están cerca de un récord. Hay que mirar con atención los cupones PBI en dólares, bonos en pesos, Lebac a 8 meses y acciones. La economía real va por otro andarivel, mejoran las ventas, pero siguen muy bajas las rentabilidades. Sin ganancias reales en las empresas, la inversión se seguirá demorando.

Comentarios