salario
Domingo 09 de Octubre de 2016

Informáticos militan el convenio

La Unión Informática firmó acuerdos con empresas de Rosario para encuadrar la actividad. La situación del sector.

La Unión Informática, joven sindicato que agrupa a trabajadores del sector de las tecnologías de información, viene trabajando para encuadrar a los empleados en el convenio de actividad que elaboraron y que ya suscribieron con empresas de Buenos Aires y Rosario.

El delegado regional del gremio, Rubén González, y el vocal David Pedernera, recordaron que se elaboró a nivel nacional "el primer convenio colectivo de trabajo del sector", que ya fue firmado por "muchas empresas de Buenos Aires" y por dos firmas de Rosario, Tecpoint y Ivelopment. "Es un convenio específico y llena un vacío porque responde fielmente a la realidad del trabajo informática y define cuarenta categorías en tres niveles de aplicación", señalaron.

La Unión Informática saltó a escena en Rosario en 2014 durante el conflicto con Neuralsoft. En aquel momento, recordó David Agustín, delegado de la firma, se peleó para "fijar un piso salarial para todos los trabajadores del sector".

Luego, el gremio creció y fue por más. Desde el año pasado comenzó a negociar con distintas empresas locales la firma del convenio de actividad que el sindicato promueve a nivel nacional. En Rosario acordaron "sin conflicto" con la firma Tecpoint y luego con Ivelopment, una empresa de origen estadounidense que desembarcó en la ciudad.

"Ellos mismos nos contactaron para encuadrar la gente, aunque al principio puede haber resistencia hay muchas empresas que terminan reconociendo que formalizar y encuadrar a los trabajadores en el convenio de actividad clarifica las reglas de juego, facilita la interlocución y baja la conflictividad", indicó Pedernera.

González señaló que la industria tecnológica no está hoy atravesada por la problemática de los despidos generalizados, que sí afecta a otros rubros. "Es consecuencia indirecta de algo que no es necesariamente para festejar, porque tiene que ver con la baja del costo salarial en dólares", agregó.

La lucha en el sector, abundó Pedernera, es contra la precarización, los salarios bajos y la dispersión de ingresos. "Los aumentos salariales van por debajo de la inflación y el sector está lleno de estafas laborales, como los mecanismos de evaluación por desempeño", indicó.

Rotación

Una tasa de rotación de 32 por ciento de la plantilla, porcentaje de empleados que "cambia e trabajo cada 18 meses", afecta la antigüedad y la estabilidad de los trabajadores.

"En muchos casos te cambian de tareas hasta que te vas, y al no haber delegados en las empresas, la regla general es: si no te gusta, andate", describió. En lucha contra esa informalidad, la Unión Informática milita el objetivo de convencer a los empleados del sector de que "en esta crisis hay una salida y es el sindicato".

"El convenio colectivo está en muchas empresas en Buenos Aires y aquí lo estamos introduciendo, cambia la relación con la empresa porque pone límites y reglas claras a la relación", enfatizó González.

Conflicto

En esa pelea, el sindicato sostiene actualmente un largo conflicto con la empresa Ingeniería Steel, proveedora de Internet a empresas y particulares en Granadero Baigorria e Ibarlucea. Fernando González, delegado gremial por la Unión Informática en esa empresa, relató que la disputa comenzó cuando se reclamó el correcto encuadramiento de los trabajadores del sector técnico de la empresa, el pago del salario en una sola vez y el blanqueo de trabajadores que estaban en negro.

"Tras una demanda en el Ministerio de Trabajo para intimar al pago, la empresa se negó a negociar y en agosto el personal del servicio técnico decidió en asamblea ir a la huelga", recordó. Señaló que "la respuesta fue el despido de palabra de un empleado que trabajaba en negro", a lo cual sobrevino la profundización de la protesta, que en un momento incluyó un acampe frente a la sede de la compañía, y un conflicto que lleva más de un mes.

"La huelga sigue, se hizo la denuncia al Ministerio de Trabajo y la Justicia laboral", señaló el delegado, quien indicó que no hubo llamado oficial a conciliación. Pedernera subrayó que el sindicato está "abierto al diálogo" y que "el tema se puede resolver con un llamado".

"El piso para destrabar el conflicto es que todos estén trabajando en blanco y dentro de convenio, después se puede ir haciendo un trabajo como se hizo en las otras empresas, no jugamos al todo o nada", dijo.

Comentarios