Economía
Domingo 28 de Mayo de 2017

Incentivan el protagonismo del sector privado en las políticas para la vivienda

El gobierno nacional impulsa un "cambio de paradigma" en la política para el sector. Apuesta a los desarrolladores.

El gobierno nacional busca dar más protagonismo al sector privado en las políticas para vivienda. A su vez, los constructores y desarrolladores apuntan a ese segmento como vehículo para traccionar la actividad.

En esa inteligencia, la Asociación de Empresarios de la Vivienda y Desarrollos Inmobiliarios de Santa Fe (AEV) y la delegación Rosario de la Cámara Argentina de la Construcción organizaron el Foro de la Vivienda 2017. Allí convergieron los responsables del área de vivienda, hábitat y planificación urbana de la Nación, la provincia y la Municipalidad. El encuentro fue abierto por el vicegobernador Carlos Fascendini y la intendenta Mónica Fein.

"El acceso a la vivienda es vital para la sociedad y debe ser una política de Estado", dijo Leandro Rinaldi, presidente de la AEV. Para el empresario, luego de un año difícil para el sector, se percibe un "cambio de expectativa". Entre otras cosas, porque la industria "se está focalizando en el inmueble como vivienda y no como renta únicamente".

Mejorar el acceso el crédito hipotecario es clave en ese aspecto. Franco Gagliardo, titular de la CAC Rosario, recordó que hace unos años se presentó, en un congreso de la entidad, una propuesta que incluía "la creación de una unidad de cuenta, el desarrollo de créditos a largo plazo y una orientación de los subsidios hacia la demanda de vivienda". Y se entusiasmó porque "el nuevo gobierno nacional realizó cambios conceptuales en la política de vivienda, que van en esa linea", se entusiasmó.

Iván Kerr, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, y presidente del Procrear, explicó que "el nuevo paradigma nacional" en esta área es "migrar de una política de subsidio a la oferta hacia una política de subsidio a la demanda".

En ese punto, describió algunos ejes de acción para atacar un déficit habitacional que, según describió, afecta a 3,5 millones de familias en todo el país. Básicamente, focalizar los recursos de los distintos niveles del Estado para ayudar a acceder a la vivienda a los hogares ubicados en los dos quintiles de ingresos más bajos, que "explican el 60% del déficit". Para el resto, el esfuerzo de financiación debe pasar por el crédito hipotecario y el esquema de asociación público y privado.

El plan Procrear, creado por el ex ministro Axel Kicillof, y las unidades de cuenta para ahorro y crédito (UVI y UVA), creadas por el actual gobierno, constituyen herramientas importantes en esta estrategia. Kerr enfatizó la eficiencia de las unidades de actualización para bajar costo de ingreso acceso a los créditos hipotecarios. Y anunció que la intención del gobierno es ajustar los contratos de construcción de vivienda por UVI, "como reemplazo del sistema de redeterminación de precios".

El Procrear, que fue modificado en dos ocasiones por la actual administración, se orienta al financiamiento de los grupos familiares que tengan ingresos de entre dos y cuatro salario mínimo, vital y movil, un grupo que no califica para la vivienda social pero al que se le torna dificultoso acceder a la hipoteca tradicional. El programa subsidia hasta el 40% del crédito.

"Procrear es una buena política pública heredada del gobierno anterior pero en la forma que se desarrollaba era insostenible porque todo era aportado por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Ansés a una tasa menor que la inflación", dijo. Y resaltó que "hoy se puede ir a 15 bancos a gestionar el crédito", dijo.

Kerr recordó que el Banco Nación dispuso una línea de 30 mil millones de pesos para financiar viviendas. Y señaló que la Intendencia de Rosario pidió sumar al Banco Municipal al programa.

Por el "viejo Procrear", enumeró, ya se otorgaron 180 mil viviendas y se seleccionaron 90 mil beneficiarios para una nueva etapa,.

El programa, a través de su línea para financiar la construcción sobre terrenos de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe), estrecha lazos con los desarrolladores. La adjudicación a una UTE del proyecto del ex Tiro Federal, en Rosario, fue la primera experiencia bajo el nuevo esquema nacional de "asociación publico-privada".

El emprendimiento, que se había lanzado en 2013 pero que sufrió varias postergaciones, apunta ahora a construir 500 viviendas. El destino final de las unidades generó polémica en las últimas semanas. Kerr reconoció que sólo un porcentaje de ellas, equivalente al valor del suelo aportado por el Estado, será destinado directamente al Procrear. La mayoría será vendida por los desarrolladores pero tendrán disponibles los créditos del programa. "Seguramente se usarán porque son los más convenientes", dijo.

Debido a la magnitud de la demanda habitacional y el creciente déficit, el subsecretario de Vivienda subrayó la necesidad de articular con el sector privado pero también con las provincias. Para eso es necesario cruzar información. Por eso se entusiasmó con la idea de "replicar a nivel nacional" el registro digital de acceso a la vivienda que implementó Santa Fe.

El secretario de Hábitat de la provincia, Diego Leone, explicó que ese registro es único en el país. "Ya se anotaron 17 mil personas directamente por Internet", describió. El funcionario subrayó la transparencia de este sistema y recordó que la semana próxima se sortearán 450 viviendas.

Pero también valoró la base de datos, como instrumento de diagnóstico. "Vimos por ejemplo que había mucha gente con muchos años de espera, por lo cual establecimos un cupo para los que están inscriptos desde hace más de cinco años", explicó. El sistema permite auscultar el universo socioeconómico. El 50% de los anotados, por ejemplo, está por debajo de la línea de ingresos necesaria para entrar al Procrear.

Leone dijo que este año la provincia duplicó los recursos para el área de vivienda y hábitat, que comprende no sólo la construcción de vivienda sino infraestructura, urbanización, y un amplio menú de intervenciones relacionadas con el Plan Abre. El presupuesto total es de 3.500 millones de pesos, entre recursos propios, coparticipables (Fonavi) y los planes federales, de asignación discrecional.

Durante años, la provincia denunció el retaceo de este último ítem. Leone señaló que ahora parte de esos recursos comenzaron a ingresar pero "no al ritmo que pretendemos". Tras subrayar que hay buen nivel de diálogo con las autoridades nacionales, que "hay 720 viviendas en ejecución en la provincia, en total hay 2000 empezadas o en proyecto".

Como ejemplo de la articulación público privada, puso como ejemplo las obras en el ex batallón 121.

En sintonía se expresó el secretario de Planeamiento de Rosario, Pablo Abalos. "Rosario tiene experiencia en la articulación, ya firmó 17 convenios urbanísticos", dijo.

El funcionario llamó a desarrollar más proyectos para los barrios.

La provincia lanzará sistema de ahorro previo

El gobierno provincial lanzará en junio un sistema de ahorro previo para la compra de vivienda, que será administrado por un fideicomiso. Así lo adelantó el secretario de Hábitat de Santa Fe, Diego Leone, quien señaló que los detalles se darán a conocer en los próximos días. Trascendió que la primera experiencia se realizará en Rosario y buscará llegar a 500 familias, la mitad sin vivienda y la otra mitad con vivienda pero con intención de ampliar". Los primeros podrán acceder en un tiempo más corto a la vivienda. El sistema general será a 20 años con tasa subsidiada.

Por otro lado, el subsecretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, pidió a las provincias que eliminen la carga tributaria a los créditos hipotecarios, como lo hicieron la ciudad y la provincia de Buenos Aires. "Córdoba y Mendoza también impulsan esos proyectos", dijo.

Comentarios