Economía
Domingo 25 de Junio de 2017

Hace pie la relojería de lujo

La emblemática marca suiza de relojes y accesorios instaló un punto de venta especial en un local de joyería Work

La emblemática marca suiza de relojería y accesorios Tag Heuer, lanzó oficialmente en Rosario la nueva colección de equipos con diseños deportivos y materiales de última generación fabricados íntegramente por la compañía. La acción se materializó con la instalación de un "corner" con estética de la firma en las instalaciones que tiene Joyería Work _de su representante local_ en el shooping Alto Rosario.╠

La decisión de elegir la plaza local no es caprichosa. "La marca en la ciudad es un boom de ventas, es la segunda después de Buenos Aires y la única del interior donde tenemos dos concesionarios porque los clientes responden mucho", detalló Aquiles Yavícoli, director de Darssa, distribuidora de Tag Heuer hace 30 años en la Argentina.╠

El empresario estuvo en la ciudad acompañado por el director de ventas de la marca para Latinoamérica, Bruno Duchene, quien dijo que la acción en Rosario "no sólo consiste en lanzar un producto sino un concepto", a la hora de detallar la nueva colección de impronta deportiva y con innovaciones tecnológicas de punta tanto en movimiento como en materiales: el Tag Heuer Carrera Heuer-01

El nuevo producto está íntegramente fabricado por la compañía y según indicó Duchene "está totalmente aceitado" todo el mecanismo de importación" en el último tiempo al punto tal que hay una progresión en el aumento de ventas. "Crecimos este año entre 5 y 10% pero como se trata de un mercado muy maduro es un gran paso", dijo.

Como todo producto orientado al mercado de lujo, Tag Heuer, apunta a disparar la subjetividad al momento de la decisión de compra y así ligarlo también a la pertenencia a una clase o un segmento social.

Así, y como la marca suele hacer en otros lugares del mundo, en Rosario estuvo presente el arquero mundialista Sergio Goycochea como un referente del deporte y el consumo de alta gama.╠

"Siempre la idea es hacer eventos o lanzamientos con personas que simbolizan los valores de la marca, que es estar entre los mejores", dijo Duchene al argumentar la presencia del jugador. argentino.╠


Cultura y mercado


La marca prendió fuerte en la región, y la Argentina _junto a Brasil y México_ está entre los tres países de mayores ventas. En Rosario, intentan consolidar esa presencia porque ven un "gran potencial a desarrollar", dijo el ejecutivo. Detalló al respecto que a la hora de definir la presencia en una ciudad determinada la marca se plantea tres aspectos: "primero la demanda en ese lugar; en segundo lugar tener un joyero a la altura de lo que queremos (como en Rosario es Work) y, en tercer lugar saber el potencial que tiene el mercado y aquí lo tenemos", dijo.╠Puntualizó además que la ciudad se caracteriza por una alta demanda de las mujeres en artículos de lujo. "La marca tiene un 20 a 30% de mercado femenino y creemos que en Rosario se puede potenciar ese segmento porque pocas marcas proveen relojes deportivos para una mujer moderna, independiente, como hay aquí", Duchene.

Según detalló el ejecutivo Tag Heuer prendió en Latinoamérica "porque es una marca de relojes deportiva de lujo y simboliza dos aspectos que identifica a los latinos" y puntualmente en la Argentina "hay una cultura relojera arraigada y con mucho gusto y alto nivel de conocimiento por parte de los clientes".╠

La fidelización, en este caso con su distribuidor Darssa, es otro atributo que destacó.

"Tenemos una relación hace 30 años con un partner que siempre estuvo con nosotros independientemente de las diferentes situaciones que vivió el país", dijo y destacó que en la Argentina "además hay una fuerte relación con el tema del mercadeo ya que, por ejemplo, firmamos un acuerdo con el piloto José María "Pechito" López, que es una manera de demostrar que la marca tiene mucha relacion con el automovilismo en la Argentina y también con la Fundación Fangio".╠


Emoción


Aunque es imposible escindir la demanda de la variable precio, para Duchene no es primordial. "El lujo es una emoción y el consumidor argentino sabe priorizar ese valor más allá del aspecto económico", sintetizó.

Comentarios