Economía
Domingo 28 de Mayo de 2017

Grandes empresas que le cuentan a pymes como dieron el salto

Directivos de Terragene, Bricket y Corven Motos compartieron sus experiencias ante más de 500 emprendedores.

Flexibilidad es una de las principales características que deberían tener las pyme. Los referentes de las firmas Terragene, Bricket y Corven Motos compartieron su experiencia sobre cómo un pequeño emprendimiento se convirtió en una empresa con todas las letras y trasmitieron a más de 500 emprendedores y empresarios pyme de la región cómo dar el salto y animarse a consolidar los negocios. La capacidad de adaptarse a nuevas circunstancias y escenarios permanentemente es una de las virtudes que sobresalió.

Teniendo en cuenta que las pymes tienen el 60% del empleo en el país, Banco Galicia decidió enfocarse fuertemente en este segmento y es por eso que por cuarta vez realizó en Rosario la jornada "Buenos Negocios" para que emprendedores y dueños de pymes puedan potenciar sus negocios a través de la capacitación en herramientas comerciales y de gestión. Se trataron temas desde novedades impositivas hasta cómo armar una franquicia.

Matías Pons Lezica, gerente de Negocios y Pymes de Banco Galicia, explicó "con el encuentro Buenos Negocios tratamos de poner nuestro granito de arena en ayudar a las pymes para que puedan superarse a sí mismas". Es que _según estadísticas de la entidad financiera_ el 80% de las pymes fracasan por erróneas decisiones de management.

Durante el encuentro se presentó el caso de Terragene, una compañía biotecnológica rosarina que desarrolló su actividad productiva en el campo de la microbiología, bioquímica y electrónica. Esteban Lombardía, gerente de Terragene, contó que el camino comenzó en 2006. "Por casualidad llegó a mis manos un producto que a los hospitales les era difícil conseguir por los costos y ahí surgió el primer producto. No sabíamos nada del mercado, ni a dónde íbamos. Pero con un amigo empezamos", contó.

En 2008 lanzaron al mercado su primera línea de productos, una serie de indicadores biológicos para determinar la efectividad del procedimiento de esterilización. Tras el éxito de estos primeros dispositivos, Terragene desarrolló otros productos. En la actualidad la compañía exporta sus productos a más de 50 países, en los cinco continentes.

Lombardía apuntó que participar de ferias y misiones comerciales es una muy buena alternativa para abrirse a nuevos mercados y conocer la competencia. "Ahí entendí qué era el desarrollo tecnológico y la innovación", subrayó.

Respecto al comercio internacional habló de algunas dificultades que enfrentan las firmas argentinas, sobre todo por el constante alza de costos. En ese sentido, apuntó que al cliente de afuera no se le puede hablar de inflación. "En Alemania no entienden un alza de precios del 3% de un año a otro. Nosotros tenemos los mismos precios año a año y lo logramos con eficiencia, tecnología e innovación", destacó.

Como pauta a seguir Lombardía sugirió "primero copiar para interpretar los procesos técnicos" y después mejorar para lograr un mejor producto y superar a la competencia. "Hay que adaptarse a los cambios. Hagan lo que hagan tienen que ser constantes en la búsqueda del mejor producto. Apoyarse en lo técnico, aunque tener olfato es fundamental", remarcó.

Luego llegó el turno de acercase a la historia de Briket de la mano de Marcelo y Roberto Lenzi, hijos de los dos hermanos fundadores de la firma rosarina que hoy emplea a 400 trabajadores y compite con compañías multinacionales.

La empresa _que ya sobrevivió al cambio generacional y logró sortear uno de las grandes problemáticas de las empresas familiares que tiene que ver con la salida de los fundadores_ nació en 1956. Marcelo Lenzi planteó que una de las claves de la continuidad de la firma fue justamente "delegar" y dejar a cargo de la empresa a los hijos de los fundadores. Marcelo que está a cargo del área comercial y su primo Roberto, de la parte industrial.

Roberto Lenzi, quien también es presidente de la Cámara Argentina de la industria de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), recordó que aún encuentran alguna heladera funcionando "en un galpón de las provincias del norte de las que fabricaba su padre" y destacó: "Es la mejor publicidad que podemos tener".

Por su parte, Leandro Iraola contó la historia de Corven, la fábrica de amortiguadores que creó su padre en Venado Tuerto y luego se convirtió en Corven Motors,

Iraola está al frente de la empresa pero inició su camino desde muy chico ayudando a su madre con la firma cuando falleció su papá. Arrancó como vendedor en Buenos Aires y hoy dirige la firma que también cuenta con negocios internacionales después de haber desembarcado en Brasil y en China y haber logrado la representación de las motos indias Bajaj para el mercado argentino.

Como sugerencia para hacer crecer los negocios Iraola planteó planificar a 5 o 10 años. A pesar de que en el país no sea una tarea sencilla. "El plan de motos lo hicimos a 12 años, aunque en este país es año a año y ser piloto de tormenta", destacó.

Comentarios