Coparticipación
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Gobernadores rechazan reclamo de Vidal por el Fondo del Conurbano

Se consensuó solicitar a la Corte Suprema de Justicia que no tome resolución sobre el tema hasta que haya un debate en el Congreso nacional

Gobernadores oficialistas y opositores se reunieron ayer para ratificar su rechazo a la actualización del Fondo del Conurbano que solicitó la provincia de Buenos Aires, y advirtieron que "esa pretensión perjudica gravemente al resto de las provincias y municipios".

Así se pronunciaron 21 mandatarios provinciales a través de un documento de cuatro puntos emitido tras un encuentro realizado en la Casa de San Juan, en el microcentro porteño, en medio de su preocupación ante la posibilidad cierta de que la Corte Suprema de Justicia autorice el pedido de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

En otro punto del texto los mandatarios solicitaron al máximo tribunal que no tome resolución alguna sobre el reclamo de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano "hasta tanto sean escuchadas todas las jurisdicciones y se dé el debate correspondiente entre la Nación, las provincias y el Congreso".

También plantearon que "siendo un tema que involucra la relación Nación-provincias, su tratamiento indefectiblemente debe darse a través del debate entre Nación, las provincias y el Congreso de la Nación".

En realidad los mandatarios reconocen la legitimidad del reclamo de Vidal ya que el Fondo del Conurbano quedó congelado en 1996 y muy desactualizado luego de la devaluación de 2002, pero plantean que el giro de fondos para corregir eso debe correr por cuenta de la Nación y sin que implique un recorte a las partidas de dinero que sus provincias reciben.

Además del gobernador anfitrión, Sergio Uñac (San Juan) estuvieron sus pares peronistas Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Casa (La Rioja), Lucía Corpacci (Catamarca), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfran (Formosa), Carlos Verna (La Pampa), Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Manzur (Tucumán) y los vicegobrnadores Carlos Ponce (San Luis), Pablo González (Santa Cruz) y José Neder (Tierra del Fuego).

También asistieron los oficialistas Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Ricardo Colombi (Corrientes) y los que no pertenecen ni al PJ ni a Cambiemos, Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Claudia Ledesma Abdala (Santiago del Estero) y el gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

En la conferencia de prensa que brindaron tras el encuentro, Schiaretti reclamó "que se ponga también en la balanza" la cantidad de subsidios que reciben de la Nación la provincia y la ciudad de Buenos Aires, porque "es injusto" que se les dé más que al resto de los distritos.

Con respecto al Fondo del Conurbano bonaerense, Urtubey insistió en que "el ámbito para discutir debe ser el Congreso", y agregó que "el Ministerio del Interior debe convocar a una reunión a todos los gobernadores para conversar esto fuera de un clima electoral", es decir después de los comicios legislativos del 22 de octubre.

El mandatario salteño puntualizó que de prosperar el reclamo del gobierno de Buenos Aires esto le costaría a su provincia más de 2.000 millones de pesos, que significa "un 5 por ciento del total de los recursos" que maneja.

"Estamos por empezar a discutir una reforma tributaria, y por eso me parece adecuado que discutamos esta reforma, cuál va a ser la política tributaria argentina, y después recién discutir los sistemas de coparticipación", remarcó Urtubey.

El Fondo de Reparación Histórica del Conurbano se creó en 1992, financiado con el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a las ganancias, con la intención de equilibrar lo que recibía la provincia de Buenos Aires en coparticipación. Pero en 1996 se impuso un tope de 650 millones pesos para ese fondo y el excedente de la recaudación de ganancias empezó a ser repartido entre el resto de las provincia, con excepción de la ciudad de Buenos Aires. En estos veinte años la inflación registrada y las devaluaciones del peso hicieron que Buenos Aires se quede hoy con menos del 2 por ciento del Fondo del Conurbano, ya que el tope se mantuvo. Ante esta situación, el Ejecutivo bonaerense, con el aval de la Casa Rosada presentó una demanda contra el Estado nacional en la Corte Suprema por considerar "inconstitucional" el tope.


Comentarios