Economía
Martes 30 de Mayo de 2017

Francisco Cabrera espera que la crisis de Brasil no impacte en la economía

En un seminario que encabezó junto al embajador de ese país, abogó por "simplificar" el comercio entre los dos socios del Mercosur

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, manifestó su esperanza de que la crisis política que afecta a Brasil no impacte en la recuperación de la economía del país vecino, en tanto que abogó por simplificar el comercio bilateral.

Cabrera expresó estos conceptos al abrir un seminario sobre comercio exterior y pymes junto al embajador de Brasil, Sergio Danese, ofrecido en la sede de la representación diplomática en Buenos Aires.

"Esperemos que se separe la crisis política de una eventual crisis económica, el comercio en los últimos años había caído muy fuerte y por eso la situación ha tenido un impacto bajo en el intercambio", dijo Cabrera.

Al abrir el encuentro, el ministro renovó el "profundo compromiso" del gobierno de Mauricio Macri con el Mercosur, al tiempo que consideró que con el gobierno de Michel Temer "tenemos el mismo diagnóstico" sobre la situación del proceso de integración.

Por su parte, el subsecretario de Comercio, Shunko Rojas, afirmó que la situación de Brasil "mejora a pesar de la incertidumbre política" aunque indicó que la Argentina comenzó a "diversificar mercados" de exportación

Danese, el embajador brasileño, coincidió en que "hay que desburocratizar el comercio" entre ambos socios del Mercosur, al asegurar que tanto el mercado de la Argentina como el de Brasil constituye la "primera experiencia" de comercio exterior de las pymes de los dos países.

El representante del gobierno de Brasil indicó que en su país existen 11,5 millones de pequeñas y medianas empresas, que representan el 44 por ciento del PBI y generan el 50 por ciento del empleo en ese país.

Al respecto, el presidente del Sebrae, la agencia de promoción de pymes de Brasil, Guilherme Afif Domingos, consideró que "la globalización no llegó a las pymes, porque sólo se produjo entre las grandes empresas".

Al referirse a la crisis política de su país, dijo que "la economía va a ir encontrando su curso" por lo que confió que no va a afectar a la recuperación del país.

Un estudio de la consultora Economia & Regiones relativizó el impacto en la economía argentina de una menor demanda brasileña. Básicamente es porque los envíos a su país ya vienen en caída y la industria automotriz, que sentiría los principales efectos, también. Según ese trabajo, la industria fue sustituida por la obra pública y la construcción como motores del crecimiento.

Bajo impacto

"Si la recuperación de la economía brasilera diera marcha atrás, hay que tener presente que el sector que traccionaría la actividad económica en el año 2017, no sería la industria automotriz sino la obra pública y la construcción"indicó el trabajo del estudio privado. Y agregó: "Es por eso que el efecto mencionado sobre las exportaciones a Brasil no debería tener fuerte impacto en la actividad económica para 2017".

Economía y regiones puntualizó que "hay que tener presente que las exportaciones a Brasil vienen decreciendo año a año, concentrando en 2016 el 16 por ciento de las exportaciones totales de Argentina y alcanzando sólo al 1,6 por ciento del PBI".

Desde el punto de vista financiero evaluó que un escenario donde aumente la incertidumbre sobre Brasil puede provocar "una mayor confianza en Argentina" y en ese caso "podría darse un mayor flujo de dólares financieros desde Brasil hacia Argentina".

Comentarios