Economía
Sábado 20 de Mayo de 2017

Fabricantes de heladeras piden baja de impuestos para poder competir

Es por eso que los representantes de la industria salieron a pedir con fuerza una reforma tributaria tanto en el ámbito nacional como provincial y municipal.

La industria argentina del frío acomoda sus costos interno para lograr competitividad con el firme objetivo de poder hacerle frente a la llegada de nuevos productos importados. Es por eso que los representantes de la industria salieron a pedir con fuerza una reforma tributaria tanto en el ámbito nacional como provincial y municipal.

Tras la fuerte caída de las ventas de heladeras que se registró el año pasado con el desembarco de productos importados, que desencadenó la suspensión de trabajadores en varias plantas, Roberto Lenzi, presidente de la Cámara Argentina de la industria de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), explicó que todas las industrias nacionales están "trabajando muy fuertemente para bajar los costos y ser más competitivos".

Lenzi apuntó que el año pasado hubo una caída del 20 por ciento en las ventas. La situación comenzó a revertirse sobre el final de 2016 y este año llegó a el mercado se niveló en unas 900 mil unidades de frío. "Está amesetado, hemos llegado a vender 1,2 millón de unidades y la industria en general tiene capacidad para producir más de 1,5 millón", señaló.

"Ser más competitivos es un problema argentino, de flete, energía, impuestos..., habría que trabajar en herramientas más competitivas", detalló el también titular de la firma Briket durante su paso por el encuentro "Buenos negocios", que organizó el Banco Galicia para emprendedores y empresarios pyme de la región.

La apertura de las importaciones tras la llegada de Mauricio Macri puso en jaque a la industria de la refrigeración, pero luego de los planteos elevados por los empresarios se logró moderar la entrada de productos de otras latitudes. Sin embargo, les advirtió que esta protección "no es para siempre".

"No estamos en contra de las importaciones porque hay que completar la gama de productos que no se fabrican en el país, las heladeras de alta gama. A la argentina la afecta un poco cuando vienen productos de países subsidiados como China o Turquía", indicó Lenzi.

El presidente de la cámara que nuclea al sector explicó: "Le estamos pidiendo un tiempo al gobierno para reconstituir nuestro costo interno; el producto que se fabrica es el mismo que se fabrica en cualquier parte del mundo, lo que cambia es el costo argentino".

Comentarios