Economía
Viernes 17 de Marzo de 2017

Estuvo preso 32 años en Estados Unidos por un juicio que resultó amañado

El acusado, Andrew Wilson, quedó en libertad ayer en Los Angeles tras comprobarse que las pruebas en su contra eran muy endebles

Un hombre que pasó más de 32 años en una cárcel tras ser declarado culpable de asesinato fue liberado ayer porque, tras reabrirse las investigaciones, los fiscales coincidieron en que el acusado no había tenido un juicio "fundamentalmente justo".

   La jueza Laura F. Priver, de la Corte Superior de Los Angeles, le miércoles concedió una demanda por nulidad de la condena de noviembre de 1986 de Andrew Wilson Leander por el robo y el asesinato de Christopher Hanson (quien tenía 21 años y que estaba dentro de una camioneta con su novia, Saladena Bishop, de 17 años, cuand fue ultimado).

   "El señor Wilson ha mantenido su inocencia desde el día en que fue detenido en 1984. El nunca ha vacilado y nunca dejó de luchar para demostrar su inocencia", dijo la abogada defensora Paula Mitchell.

   "Las numerosas violaciones del debido proceso, que recientemente han llegado a la luz muestran de manera concluyente que Wilson no tuvo un juicio justo", dijo Mitchell, directora legal del Proyecto de la Escuela de Derecho Loyola, de Los Angeles.

   Tras la audiencia, Mitchell añadió que Wilson "estaba eufórico. El está tan feliz de que esto haya terminado. Cuando se puso en contacto con nuestra oficina, una de las cosas que nos dijo fue "todo este calvario ha sido una pesadilla para toda mi familia".

   En una presentación judicial, la fiscal asistente Erika Jerez señaló que la Justicia no tiene intención de volver a investigar a Wilson.

   La fiscal señaló que Wilson fue condenado basándose en el testimonio de la novia de la víctima, cuya identificación fue corroborada parcialmente por un segundo testigo que colocaba al acusado en un área cercana al momento del crimen.

   Un tercer testigo escuchó a Wilson hacer "declaraciones incriminatorias que sugiere que él estaba involucrado en el robo y el asesinato de Hanson", pero la fiscal concluyó que no hubo pruebas físicas que lo conectaran con el crimen.

   Wilson dijo ayer que planea regresar a San Luis para pasar tiempo con su madre, Margie Davis, que cumplirá 97 años el 1 de mayo.

   Aún está pendiente una audiencia para determinar si se declara, o no a Wilson efectivamente inocente del crimen. En la presentación judicial, Jerez dijo que no cree que Wilson sea inocente.


Comentarios