Conicet
Domingo 17 de Septiembre de 2017

Estiman que la industria del videojuego moverá más de 100 mil millones de dólares

Los desarrolladores locales buscan posicionarse y quedarse con una tajada de la millonaria industria.

La industria de los videojuegos factura unos 500 millones de pesos anuales en Argentina, y Santa Fe tiene una tajada importante de la torta. Si bien la cifra es más que tentadora, las perspectivas de crecimiento para el sector no tienen techo ya que el foco principal es exportación de contenido y se trata de una industria que superó a gigantes como Hollywood o el mundo de la música. Se estima que moverá más de 100.000 millones de dólares a nivel mundial durante 2017.

Actualmente, el 75% del total desarrollado en el país se comercializa en el mercado internacional, siendo los principales destinos Estados Unidos, Europa y Asia, según los últimos números de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (Adva), que es una organización sin fines de lucro compuesta por estudios y desarrolladores de videojuegos que trabajan para promover el crecimiento del entretenimiento digital e interactivo producido en Argentina.

Mariano Obeid, director de Killa Bunnies y referente de Adva en Santa Fe, participó de la Feria del Centro y contó su experiencia en el sector. La empresa que lleva adelante se dedica al desarrollo de juegos propios, para empresas y también de aplicaciones interactivas como Noni, la recientemente lanzada al mercado para smartphone con Android o IOS en donde se pueden personalizar con fotografías de los más pequeños cuentos para la hora de dormir.

"El mercado interno es casi inexistente, sólo funciona algo para el segmento publicitario. A nivel global es un mercado muy cambiante y gana el que sabe adaptarse", precisó Obeid en referencia a cómo varían los gustos de los gamers y como evolucionan las plataformas de juego.

La fórmula que les resultó exitosa en Killa Bunnies es participar activamente en ferias y misiones comerciales para acercarse a los posibles clientes de primera mano. Si bien Obeid reconoce que "lleva tiempo" establecer la relación comercial para concretar negocios, asegura que es el camino más seguro para crecer, contó mientras preparaba a uno de los asistentes a la feria para jugar a uno de los videojuegos que desarrolló y expuso en la feria.

Lisandro Crespo, Lead Developer de One Eye Ant y miembro de Rosario Game Devs, planteó que en la ciudad es una industria incipiente "que va creciendo y tiene buen horizonte".

"A nivel global es una industria gigante, supera a Hollywood y la industria de la música y se trata de una industria que impulsa las nuevas tecnologías, guía la innovación", puntualizó al tiempo que destacó que rompió barreras etáreas o de genero y ahora juegan padres e hijos y muchas más mujeres.

Con la alegría de que el videojuego Sweet Meat fue seleccionado recientemente en el Big Festival 2017, que se realizó en Brasil, Crespo contó —en el marco de la Feria del Centro— que el objetivo de One Eye Ant es seguir publicando juegos propios y mientras tanto solventar los desarrollos con el área de juegos publicitarios.

El sector

Un relevamiento realizado por los investigadores María Belén Guercio, Lisana B. Martinez y Hernán Vigier del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur, unidad ejecutora del Conicet en base al interrogante por parte de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos se detalla que la evolución del sector se aprecia en dirección similar a la aparición de nuevas plataformas o soportes virtuales que permiten la instalación de aplicaciones de diversos tipos, sumado a las características particulares de un mercado de tipo competitivo.

El universo de empresas argentinas está integrado por un 33% de firmas que factura menos de un millón de pesos anuales, mientras que un 25% percibe entre 1 y 3 millones, y el mismo porcentaje de empresas afirmó que factura entre 3 y 5 millones de pesos. Se observa que el 12% factura más de 5 millones de pesos al año. "Tal como podemos observar, en la muestra predominan las microempresas, dado que las mismas representan un 58% (33%+25%) de la muestra, seguido por las pequeñas empresas, 33%, (25%+8%) y medianas empresas (4%)", resaltaron los investigadores.

Además, se observa que el mercado internacional es el destino más importante, absorbiendo un total del 75% de la producción mientras que el 25% restante es absorbido por el mercado local.

No obstante, 10 empresas (48%) contestaron que más del 90% de sus ingresos provienen del exterior, 2 empresas (9%) contestaron que este porcentaje ronda entre el 61 y 80%, y 4 empresas (19%) afirmaron que entre un 20% y un 60% de su facturación proviene del mercado externo, y 5 empresas afirmaron que sólo facturan el 20% fuera de Argentina.

Por otra parte, el relevamiento da cuenta de que en promedio durante el último año se han desarrollado 79 videojuegos, de los cuales 74 ya han sido publicados. A su vez, la mayoría de los estudios diversifican la tipología de videojuegos que desarrollan, siendo sólo el 17% de las empresas encuestadas las que desarrollan videojuegos en una sola temática, mientras que el restante 83% de las mismas realizan videojuegos hasta en 6 temáticas diferentes.

Considerando la plataforma para las cuales se desarrollan los videojuegos, sólo el 17% de las empresas crean géneros para una sola plataforma, mientras que el 46% desarrolla sus videojuegos para dos tipos de plataformas. Sólo el 12% lo hace para 4 dispositivos distintos.

Dentro de los distintos tipos de plataformas, podemos destacar como principales dispositivos, PC/MAC y WEB (37%) y Smartphones y Tablets (37%). Se muestra el resto de las distribuciones obtenidas. Tal como se observa, existe una amplia diversidad de plataformas consideradas, dentro de las cuales también podemos destacar que para el caso de las plataformas consolas portátiles, Arcade y máquinas de Casino, son consideradas por una empresa cada una de ellas.

El relevamiento también indagó sobre los principales obstáculos del sector. Se observó que la incertidumbre con respecto a la demanda de su producto, y la falta de personal calificado son los obstáculos más recurrentes. Otro tema importante tiene que ver con la elevada presión impositiva, principalmente en la carga impositiva de los sueldos de los empleados. En cuarto lugar, se encuentra el acceso al financiamiento, lo cual –según los investigadores– no llama la atención observando la escasa utilización de recursos externos para financiar las necesidades de la empresa.

Para finalizar, se indaga acerca las perspectivas a corto plazo del encuestado en relación a la proyección de la facturación de la empresa, (Gráfico 10), donde el 70% de las mismas consideró que la facturación de la empresa para el próximo año, 2017, será superior a la del año 2016. A su vez, el 13% comentó que permanecerá sin cambios, y sólo el 4.3% considera que la facturación será menor al 2016. Un 13% no contesta a este interrogante.

Comentarios