Economía
Domingo 27 de Agosto de 2017

En el mercado votan por el dólar

El dólar bajo llegó para quedarse, el Banco Central ayuda subiendo la tasa. Con esta política, ¿salimos o empeoramos?

Los argentinos siguen atesorando dólares, viajando al exterior y comprando productos importados. El dólar bajo llegó para quedarse, el Banco Central ayuda subiendo la tasa. Con esta política, ¿salimos o empeoramos?

Con datos al mes de julio se conoció el informe cambiario. La cuenta formación de activos externos que refleja la compra de dólares en el mercado para atesoramiento ascendió a un total de u$s 1.719 millones. En el año 2016 totaliza u$s 8.804 millones, y en el año 2016 u$s 12.326 millones.

Desde que asumió Mauricio Macri el mercado compró dólares por un total de 21.130 millones. Claramente el mercado tiene la percepción que el dólar está muy barato y sale a comprar sin preguntar precio, solo a acopiar porque cree que es una mercadería barata.

El dólar cerró al año 2015 en $13; al año 2016 en $ 15,85 y ayer en $ 17,18. El dólar blue en agosto de 2014 valía $ 16. Está clarísimo que los que apostaron al dólar perdieron, pero la gente presiente algo raro, y sigue comprando dólares.

Como el dólar luce barato para viajar al exterior, en julio emigraron dólares turistas por un total de u$s 862 millones, que acumulan en los primeros meses del año la cifra récord de u$s 6.523 millones. En el año 2016 en concepto de turismo salieron u$s 8.237 millones.

El turismo receptivo no termina de arrancar. Con un dólar que en este caso luce muy caro para los extranjeros, en el mes de julio el ingreso de dólares de turistas fue de u$s 110 millones, el valor más bajo de la serie 2017. El turismo receptivo aportó en los primeros 7 meses del año 2017 u$s 1.106 millones, y en el año 2016 un total de u$s 1.563 millones.

La balanza de turismo es desfavorable dado que los argentinos desean viajar al exterior por estar muy bajo el dólar y ocurre lo contrario con el turismo receptivo.

Las exportaciones de bienes al mes de julio ascienden a u$s 33.303 millones y crecen el 1,5% anual. Las importaciones se ubican en u$s 36.714 millones y crecen el 15,4% anual. El déficit de la balanza comercial es de u$s 3.411 millones.

Como puede apreciarse Argentina es un colador, en todos los sectores de la actividad económica refleja que el dólar está atrasado, los argentinos atesoran dólares, viajan al exterior y compran más productos importados. Todo esto atenta contra el crecimiento económico del país a largo plazo.

Por otro lado, la falta de exportaciones obedece a que no somos competitivos para salir a vender nuestros productos al exterior. Para salir de este cuello de botella hay que mejorar el tipo de cambio real, ya sea bajando tributos o devaluando nominalmente, con un plan de trabajo apropiado, que no implique pérdidas de poder adquisitivo en los sectores de menores ingresos.

En esta coyuntura, el Banco Central decidió tener una curva de rendimientos positivas, eso implica que la tasa de corto plazo sea más baja que la tasa de más largo plazo.

Esto invita a que los inversores abandonen las posiciones cortas, y busquen maximizar sus utilidades colocándose a plazos más largos.

Esto luce correcto, lo pensábamos bajando la tasa de corto plazo y dejando estables las tasas largas. Ocurrió todo lo contrario, la tasa a 27 días se ubica en el 26,75% anual, y la tasa a 237 días en el 27,30% anual. Un verdadero espanto de noticia, que sigue manteniendo altos los rendimientos en pesos, y alejan la posibilidad de que los inversores inviertan en la economía real, o al menos dejen de mirar el dólar como alternativa de inversión.

Conclusión

1 El gobierno sube la tasa de corto plazo y las tasas largas, dejando una curva de tasas positivas. Esto implica que le preocupa la inflación, y a nosotros también. Faltan los incrementos de tarifas en energía eléctrica y gas, que operarían en noviembre 2017, marzo y octubre de 2018. Si con las tarifas actuales estamos en problemas, con las que vienen ni te cuento.


2 El dólar bajo te hace ganar elecciones, pero no te saca del problema económico que tiene el país. Si no podemos exportar por problemas de precio, tenemos una economía cerrada, ya que no poder salir es igual a no poder entrar.


3 En el marco del actual plan monetario, creemos que los activos financieros tendrán una gran suba, producto del atraso cambiario, tasas mundiales en baja, y un fuerte avance de Brasil en reformas estructurales que hace que lleguen capitales especulativos a la región.


4 Al índice Merval lo vemos subiendo, a la economía de la calle la seguimos viendo desconfiar de la política económica. Bonos en dólares con rendimientos superiores al 6% anual a 10 años, y superiores al 7% anual a más de 15 años. Bonos en pesos a 5 año rinden el 28,5% anual. El hombre de la bolsa sonríe, el hombre de la calle la pelea.


5 El gobierno se confió con el biodiesel, Estados Unidos elevo fuertemente el arancel a este producto y hoy argentina está en problemas. ¿Por qué se trabajó tanto con los limones y poco con el Biodiesel? ¿Le permitió a Estados Unidos el ingreso de carne de cerdo, para poder exportar biodiesel? ¿Fue ingenuidad o erraron en la negociación? Ojalá pronto se corrijan estos desvíos, por el bien de todos.

Comentarios