General Motors
Martes 07 de Marzo de 2017

Empleados de General Motors fueron al Concejo para repudiar las suspensiones

Los trabajadores fueron recibidos por los concejales, quienes plantearon la necesidad de condicionar la compra futura de vehículos provinciales al mantenimiento de las fuentes laborales.

Un grupo de empleados de General Motors fue hoy al Concejo para buscar apoyo y repudiar el programa de 350 suspensiones acordadas entre la automotriz y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), lo cual pone en riesgo las fuentes laborales a corto plazo.
Los trabajadores cesanteados fueron recibidos por los concejales Sebastián Chale y María Eugenia Schmuck (Radicales Progresistas), Eduardo Toniolli (Partido Justicialista), Juan Monteverde y Pedro Salinas (Ciudad Futura), Norma López (Frente para la Victoria), María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular), Enrique Estévez (Bloque Socialista), Celeste Lepratti (Frente Social y Polular), Diego Giuliano (Rosario Federal) y Roberto Rosúa (UCR-1983), quienes manifestaron su apoyo en pos de conservar las fuentes laborales en la empresa automotriz.

"Sospechamos que las suspensiones se decidieron con la información de las carpetas médicas", señaló otro trabajador mientras que una joven madre de una niña denunció que cuando quedó embarazada, al principio no se animó a declararlo por temor a perder el trabajo.

Durante el encuentro, los operarios relataron conmovidos los atropellos que sufren a diario a causa de las políticas de la empresa: "maltratos constantes por parte de encargados, incumplimiento de medidas internacionales de seguridad laboral, condiciones de trabajo inadecuadas", entre otras.

Por su parte, el concejal Carlos Comi, del Frente Progresista, planteó que "una de las respuestas más claras y contundentes sería requerirle al gobierno de la provincia que condicione cualquier compra futura de vehículos a la empresa al mantenimiento de las fuentes laborales".
Asimismo, el edil del bloque Coalición Cívica-ARI confirmó que mañana participará de una jornada solidaria en la puerta de la planta ubicada en Alvear para acompañar a los trabajadores despedidos y suspendidos, mientras que el viernes el Cuerpo expresará una resolución de apoyo con un conjunto de medidas en busca de mantener los puestos de trabajo.


Comentarios