Economía
Miércoles 18 de Enero de 2017

El presidente de China advirtió sobre el peligro de una guerra comercial

El mandatario abrió el tradicional encuentro de magnates en Suiza. Criticó a Donald Trump por el anuncio de políticas proteccionistas

El presidente chino, Xi Jinping, defendió ayer el libre comercio y advirtió que el proteccionismo no resolverá los problemas causados por la globalización económica, al inaugurar el Foro Económico de Davos, el encuentro anual que reúne en Suiza a la crema del capitalismo mundial.

El mandatario debutó en este foro al mismo tiempo en el que escala la tensión verbal entre el gobierno chino y el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. El magnate norteamericano amenazó con revisar el statu quo comercial, y probablemente también el militar, con el gigante asiático.

En un mensaje implícito a Trump, Xi sostuvo que "nadie saldrá vencedor de una guerra comercial".

También aseguró que China no va a lanzar "una guerra de divisas", en un momento en el que los asesores del presidente estadounidense electo siguen advirtiendo que el dólar fuerte no beneficia a su país. Y dejó en claro cuál es su política de acuerdos comerciales: "Apostamos por acuerdos comerciales abiertos y libres y nos oponemos a grupos fragmentados", sostuvo.

Aprovechando el altavoz que supone ser el protagonista del Foro Económico Mundial, Xi abogó por una globalización más inclusiva y por un modelo de crecimiento global basado en la innovación.

Se refirió a la ola de refugiados que abandonan Medio Oriente y el norte de Africa por las crisis y la guerra, y sostuvo que la solución se debe basar en una paz, en la reconciliación y en la recuperación de la estabilidad.

Según Xi, "China tuvo un momento en el que no tenía claro si sumarse a la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero llegó a la conclusión de que si queremos seguir creciendo tenemos que formar parte de ese sistema".

Por otro lado, destacó el rol geopolítico y económico de China de las últimas décadas, y señaló que de la mano del Partido Comunista, el gigante asiático emprendió la vía del desarrollo.

Al Foro Económico Mundial de Davos asisten unos 3.000 dirigentes políticos, del mundo económico, de las finanzas y de la sociedad civil de todo el planeta. El presidente electo de los Estados unidos, Donald Trump, no asistió al encuentro pero envió a representantes del equipo de transición. Entre ellos, Anthony Scaramucci, que lo calificó de "hombre de paz".

"Verán que es un hombre de paz, y eso es algo nuevo, no alarmante, es un hombre de miras abiertas", dijo para moderar las duras críticas de Trump a la canciller alemana Angela Merkel y a la Unión Europea.

Es que el futuro mandatario consideró una buena decisión la salida del Reino Unido del bloque comunitario y pronosticó que "otros países dejarán" la UE, según él, por culpa de la crisis migratoria.

La edición de este año del Foro de Davos está marcada por un contexto de rechazo a las élites y al statu quo político.

Por eso la edición 2017 del foro de discusión creado por el economista Klaus Schwab, pretende dar respuesta a la "genuina frustración de la gente que se ha quedado al margen del capitalismo globalizado", según afirmaron sus organizadores.

Comentarios