Mauricio Macri
Miércoles 18 de Enero de 2017

El presidente calificó como "un cuento" la denuncia contra el titular de la AFI

Mauricio Macri negó que Arribas esté vinculado al escándalo Odebrecht. Pidió que la Justicia resuelva pronto su situación en el caso de los Panamá Papers.

El presidente Mauricio Macri desestimó ayer que el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, haya tenido alguna relación con la empresa Odebrecht y confirmó que el 23 de enero próximo, cuando el funcionario regrese de sus vacaciones en Brasil, dará a conocer documentación para explicar su situación. Además, respecto del escándalo de los Panamá Papers, reclamó que la Justicia "resuelva" pronto su responsabilidad en el caso y "no se siga derivando a otras cosas".

"Es un cuento que parecía muy atractivo, pero no entiendo dónde está el tema", dijo el jefe del Estado sobre el escándalo en el que quedó involucrado el funcionario por el presunto cobro de coimas millonarias a la empresa constructora brasileña Odebrecht, hecho que fue revelado en el marco del escándalo Lava Jato.

Durante la primera conferencia de prensa de 2017, Macri defendió al jefe de Inteligencia e indicó que "es muy claro que lo que manifiesta Arribas es que vendió un departamento y que un señor le pagó por medio de un cambista importante (Leonardo Meirelles), que tiene miles de clientes entre los cuales está Odebrecht".

Al respecto, adelantó que el lunes 23 de enero, "cuando vuelva de sus vacaciones, Arribas dará a conocer documentación referida a esos movimientos bancarios".

"No entiendo cómo se relaciona a Arribas con Odebrecht, ese link todavía no lo entendí. Y no entiendo cómo se relaciona a Arribas con Meirelles y con el soterramiento del (ferrocarril) Sarmiento, que entre septiembre (de 2013) y el siguiente año la obra estuvo parada", dijo Macri.

El jefe de la AFI fue vinculado al caso conocido como Lava Jato por Meirelles, un operador paulista que aportó a la Justicia de Brasil documentación sobre transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas de ese país, en las que apareció Gustavo Arribas.

Sin embargo, Arribas negó "absolutamente tener vinculación alguna con la empresa Odebrecht": en un comunicado, reconoció que recibió en septiembre de 2013 una transferencia de 70 mil dólares por la venta de un departamento en San Pablo, aunque negó "enfáticamente" haber recibido las otras cuatro transferencias que el operador le adjudicó ante la Justicia de brasileña.

Acerca de la investigación de los Panamá Papers, escándalo en el que se encuentra involucrado, Macri dijo que "todas esas denuncias" en su contra por su participación en sociedades offshore en paraísos fiscales "son mentira".

"La Cancillería colaboró en todo lo que hay que colaborar, y yo colaboré. Me encantaría que en algún momento el juez diga de una vez por todas que todas esas denuncias que me hicieron son mentiras, porque ni era accionista ni cobré dinero. Fui director cuatro meses, con lo cual no tenía por qué haber declarado esa sociedad en mí declaración jurada", resaltó el líder de Cambiemos.

En esa línea, el jefe del Estado reclamó "que la Justicia resuelva y termine" y advirtió que, "en todos los casos, tiene que haber un tiempo en el cual se sepa cuál es la verdad y cuál es la mentira".

"Si todo se dilata en el tiempo, todo se termina confundiendo", sentenció el primer mandatario.

De Sala al "picadito"

A su vez, Macri volvió a tomar distancia de la situación de Milagro Sala al destacar que "es un caso" de la provincia de Jujuy, cuya Justicia considera que la líder de la Túpac Amaru "ha cometido innumerable cantidad de delitos".

Además, denunció una "sistemática búsqueda de agredir" al empresario británico Joe Lewis, a quien tildó de "amigo", y negó que tenga "vínculos comerciales" con él.

El empresario, en cuya estancia patagónica el presidente suele hospedarse, viene siendo blanco de críticas y protestas en Río Negro por parte de entidades ambientales y ciudadanas de El Bolsón por haber vedado el ingreso al lago Escondido .

Tras la conferencia de prensa, Macri almorzó en el comedor de la Casa Rosada, en una mesa que compartió con el secretario de Asuntos Estratégicos nacional, Fulvio Pompeo, y periodistas acreditados, quienes lo desafiaron a jugar un partido de fútbol. La propuesta fue aceptada por el mandatario, quien prometió su organización para febrero próximo.

Adiós a FPT

El presidente Mauricio Macri reiteró ayer que el Estado "no va a participar más en el programa Fútbol para Todos (FPT)", que permitió, hasta el torneo pasado, ver por televisión en forma gratuita los partidos de primera división. Al respecto, el jefe del Estado enfatizó que "no hay excepciones para nadie".

Comentarios