Economía
Sábado 10 de Junio de 2017

El IPC de la ciudad de Buenos Aires superó la marca del Indec y subió 1,8%

La inflación que mide el organismo estadístico porteño se ubicó en línea con el Congreso y las consultoras privadas. Córdoba midió 1,37 por ciento.

La inflación en la ciudad de Buenos Aires llegó en mayo a 1,8 por ciento y en forma anualizada se ubicó en el 25,4 por ciento, de acuerdo con las estadísticas del gobierno porteño. La geografía sobre la que releva precios es en parte la misma sobre la que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) mide la variación de precios que hasta ahora se tomaba como referencia nacional. Ese indicador subió 1,35 en mayo.

La Dirección del Estadísticas del gobierno porteño midió una inflación mayor en la ciudad. Su IPC acumuló una suba del 11,3 por ciento en el año.

El incremento del 1,8 por ciento en el costo de vida de mayo del gobierno porteño fue similar al promedio de los relevamientos que realizan las consultoras que se difunde en el Congreso y también al de los gremios.

En cuanto a la variación anual, para el Indec fue del 24 por ciento; para el denominado IPC Congreso se ubicó en el 25,2 por ciento y para los gremios en 24,1 por ciento.

En mayo, la variación del indicador en Capital Federal respondió principalmente a las subas registradas en las divisiones de vivienda, agua, electricidad y otros combustibles; alimentos y bebidas no alcohólicas, recreación y cultura y prendas de vestir y calzado, que en conjunto explicaron el 59,7 por ciento del alza.

La inflación en Córdoba

Por su parte, el IPC de Córdoba registró en mayo una suba de 1,37 por ciento, según informó ayer la Dirección General de Estadística y Censos de esa provincia.

De esta forma, en lo que va del año la inflación llegó al 11,26 por ciento, mientras que en los últimos 12 meses el registro quedó en el 24,83 por ciento.

Respecto de los números nacionales difundidos por el Indec, el diputado nacional por el Frente Renovador Marco Lavagna consideró que la inflación de 1,3 por ciento que el organismo midió en mayo "no es para festejar", y recomendó al gobierno que la cuestión de los precios sea "prioritaria" en su gestión.

Según Lavagna, "el IPC Congreso venía dando en los últimos dos meses por debajo de la inflación del Indec, con lo cual es lógico que se haya acomodado. Cuando uno se fija lo acumulado en los primeros cinco meses, que es lo que preocupa, hablan de 10,5 por ciento en el caso del organismo nacional y 10,3 por ciento en el IPC Congreso. La mayor preocupación son los alimentos".

Peligro de rebote

"El gobierno tiene que seguir poniendo este tema como prioritario. Una suba no muy fuerte en un mes hace creer que la inflación está controlada", dijo el economista y legislador.

Explicó: "Cuando se ve la evolución anual, con la segunda ola de aumentos tarifarios en octubre y noviembre y algunas modificaciones de precios que se sentirán en julio y agosto, supone que el problema inflacionario es muy importante", añadió.

Con relación al consumo, evaluó: "Un jubilado gasta el 80 por ciento de su haber en comida y remedios. Otra persona solo gasta el 40 por ciento en alimentos. El consumo se está resintiendo, más allá de los índices. A la gente le cuesta llegar a fin de mes, eso no cambia. Tampoco se ve una perspectiva de reactivación del poder de compra. No hay que confundir un índice con la situación que se vive todos los días".

Meta comprometida

También la consultora Management & Fit consideró que el cumplimiento de la meta de inflación del Banco Central (BCRA), a pesar de la desaceleración de mayo, sigue estando comprometida.

El informe señala que el registro de inflación de mayo "sorprendió positivamente a los analistas, aunque el alza en los precios acumula un 10,5 por ciento en el año, por lo que el cumplimiento de la meta (12-17 por ciento anual) sigue pareciendo difícil".

El informe de la consultora explica que "la dinámica de la inflación núcleo continúa siendo un problema, y aunque en mayo cayó al 1,6 por ciento mensual, su evolución a lo largo del 2017 y las perspectivas hacia delante no son consistentes con la meta del 17 por ciento del BCRA".

"El relajamiento de la política monetaria, que podría comenzar a fines de mes, será dosificado por un BCRA ocupado en doblegar la dinámica de la inflación y ganar control sobre las expectativas.

El informe resalta que "los datos coinciden en algo: tras unos meses complicados por la suba de tarifas, el proceso de desinflación vuelve a retomarse".

Oficialista

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, la radical Patricia Giménez (Cambiemos-Mendoza), aseguró que el 1,3 por ciento de inflación registrado en mayo por el Indec "muestra una clara desaceleración" del costo de vida.

La diputada, sostuvo en un comunicado que "la oposición pretende instalar la idea de que tenemos una inflación descontrolada" pero, dijo, "en realidad bajó a la mitad".

En 2016, con el gobierno de Macri, la inflación fue del 40 por ciento.

Precios. La inflación saltó del 23 por ciento al 40 por ciento en el primer año de Macri.

Comentarios