Economía
Viernes 06 de Octubre de 2017

El gobierno presentó a constructores el negocio de los corredores viales

El Ministerio de Finanzas señaló que hoy se llamará a licitación, a través del régimen público privado. Los planes de Transporte y Energía

El jefe de Gabinete del Ministerio de Finanzas, Pablo Quirno, anunció que hoy se llamará a licitación para la realización de los corredores viales a través del sistema de Participación Público Privada (PPP), y exhortó a los empresarios del sector de la construcción a invertir en el programa.

El anuncio lo realizó en la 65ª Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), que reúne a las grandes compañías que integran la llamada patria contratista. El funcionario oficializó sus planes para los corredores viales un día después de publicar en el Boletín Oficial la creación de Corredores Viales SA, una empresa del Estado que se manejará bajo el derecho privado y que tendrá amplias facultades para construir, mejorar y administrar rutas nacionales. Según denunciaron los sindicatos del sector, es un paso hacia la privatización de la Dirección Nacional de Vialidad.

El Sindicato Unico de Trabajadores del Peaje (Sutpa) recordó que el estatuto social de Corredores Viales SA en su artículo cuarto, al igual que la ley de participación público privada, habilita el ingreso de socios privados al negocio. Y agregó que de esta manera el Estado "confiere facultades al privado y pierde la regulación sobre las mismas".

Ante los popes de la construcción, el titular de la Unidad PPP, José Luis Morea, manifestó su confianza en que los contratos para estos proyectos de corredores se firmen en el primer trimestre del año próximo. Adelantó que cada uno va a tener un fideicomiso al que van a dirigirse los flujos que se generen.

Menú de negocios

Por su parte, Quirno explicó que el PPP ya tiene "unos 60 proyectos" en carpeta "por u$s 26.000 millones". El primer proceso será de 14 corredores viales, que "incluirán 2.800 kilómetros de autopistas y otros 4.000 de rutas seguras".

Según el proyecto de presupuesto 2018, el Estado prevé destinar 253 mil millones de pesos en forma directa a financiar obras de infraestructura. En términos reales, es igual al nivel de 2017. Pero el gobierno aspira a duplicar este financiamiento con el PPP.

Con este negocio en la mano, el presidente Mauricio Macri desembarcó ayer con su gabinete en el hotel Sheraton, donde deliraron de gusto los grandes empresarios que, como la familia presidencial, hicieron fortunas con la obra pública.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, les aseguró que el año próximo se invertirá en la obra pública para el transporte 131 mil millones de pesos. Dijo que "gran parte de eso ya está licitado y se está haciendo". Puso como por ejemplo "el soterramiento del ferrocarril Sarmiento y la autopista 19, entre Santa Fe y Córdoba". También dijo que se avanzará "en la construcción de los puentes de Resistencia-Corrientes y Santa Fe-Paraná, entre otras tantas obras".

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, anunció que en marzo de 2018 el gobierno lanzará las licitaciones mediante el sistema de PPP para la construcción de ocho líneas de transmisión eléctrica.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reconoció que la construcción perdió casi 100 mil empleos en el primer año del gobierno de Mauricio Macri al pasar de 458 mil obreros en 2015 a 365 mil en 2016. Pero dijo que actualmente hay 410 mil trabajadores en el sector y prometió "superar su récord histórico" a fin de año.

El secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Gerardo Martínez, fue uno de los más entusiastas participantes del acto que encabezó Mauricio Macri. Felicitó al juez federal de Quilmes Luis Armella por la decisión de detener al desplazado jefe de la seccional de La Plata de ese sindicato, Juan Pablo Pata Medina, y celebró el rebote de la construcción.

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, consideró que responder al déficit habitacional demandará una inversión en créditos de 1,5 punto del PBI durante una década, lo que dará potencial para crear 330.000 nuevos puestos de trabajo.

sintonía. Macri, cuya familia tiene un historial en el negocio de la construcción, estuvo en la cumbre de la CAC.

Comentarios