Economía
Domingo 07 de Mayo de 2017

El gobierno nacional va camino a un dólar renovado

El Banco Central ha dado señales inequívocas que busca una suba del tipo de cambio, sin embargo, la colisión entre sus deseos y prioridades lo mantienen en un escenario intermedio.

El gobierno desea un dólar más elevado y ha lanzado una serie de medidas para ponerle un piso en $15 al dólar. Con la tasa en el 25 por ciento anual a 30 días, es mejor negocio bonos y acciones.

El Banco Central ha dado señales inequívocas que busca una suba del tipo de cambio, sin embargo, la colisión entre sus deseos y prioridades lo mantienen en un escenario intermedio.

Medidas que tomo el Banco Central para ponerle un piso al dólar:

1) Anuncio que el Banco Central incrementaría sus reservas al equivalente del 15 por ciento del PBI, esto implica llevarlas de los u$s 48.000 millones actuales a los u$s 75.000 millones aproximadamente.

2) Salió a comprar u$s 200 millones para sostener el valor de la divisa.

3) Les informó a las entidades financieras que pueden adquirir todos los dólares que desean sin límite alguno.

4) Los bancos oficiales intervienen en el mercado cambiario en forma diaria, y engrosan sus activos con dólares.

Estas órdenes de comprar dólares no se dan para que las entidades pierdan dinero, hay un acuerdo no escrito, existe la voluntad de que el dólar se ubique unos escalones más arriba.

En el mercado de futuros Rofex se desato un incremento en el volumen de negocios. En las posiciones mayo y junio el total de contratos a vencer suman u$s 1.610 millones, a precios que se ubican en $ 15,55 y $15,82.

La inflación

Por otro lado, el Banco Central sigue preocupado por los datos de inflación, en el mes de abril podría llegar al 2,2 por ciento y esto haría que en el primer cuatrimestre la inflación sume el 8,3 por ciento. Para llegar a la meta del 17 por ciento anual en 9 meses la inflación debería ubicarse en el 8,7 por ciento.

El ministro de economía de la Nación Nicolas Dujovne anunció que durante el resto del año no habrá incremento de tarifas, esta es una noticia positiva ya que implica que no hay una suba de costos energéticos de aquí a fin de año.

El Banco Central de la República Argentina subió la tasa de corto plazo colocando Lebac al 25 por ciento anual a 30 días para seguir sacando pesos del mercado, y tratando de que en mayo la inflación no vuelva a ubicarse en torno del 2 por ciento mensual.

Según la media del mercado, recién para los meses de julio a diciembre la inflación podría descender a una tasa del 1 por ciento mensual, y en algunos meses algo inferior a dicho nivel. Esto implica que es probable que el Banco Central de la República Argentina logre para el año en curso una inflación en torno del 20 por ciento al 22 por ciento anual.

La baja del dólar, suba de tasas y sacar dinero del circuito comercial tiene un costo que se llama desaceleración económica, o recesión como deseen llamarlo. Esto se nota en lo cotidiano, y en la media que no se apuren los acuerdos paritarios y los desembolsos de dinero a los empleados privados formales, la calle seguirá sintiendo esta recesión.

Qué se viene

Hasta aquí describimos lo que está sucediendo, ahora trataremos de proyectar lo que puede venir, y que negocios financieros se pueden realizar.

1) El Banco Central busca que el dólar no perfore el nivel de $15, Esto invita a que muchos inversores especulen comprando dólares en el mercado de futuro, en especial la posición junio que es la base más negociada.

2) Comprar bonos en dólares parece una excelente opción. Si el dólar a fin de año estará a $17,60 como presagia la media de mercado, esto le reportará a los que compren bonos una ganancia del 15 por ciento respecto al valor actual, más una tasa del 7 por ciento, podría ganarse un 22 por ciento desde hoy a fin de año.

3) Si van a subir el dólar, y los bonos en dólares, esto implica una baja del riesgo país. En este escenario habría que salir a comprar acciones. El índice Merval se ubica en torno de los 21.000 puntos, y para fin de año si copia la evolución de los índices internacionales, podría cotizar en torno de los 25.000 puntos, esto implica una suba del 19 por ciento en 8 meses, es mucho más que una Lebac que paga el 21 por ciento anual a 8 meses, que sería el 16 por ciento de aquí a fin de año.

4) Los bonos ajustados por inflación parecen una buena opción, pero no me convencen. La inflación desde mayo a diciembre podría ser el 10 por ciento o 12 por ciento, más una tasa del 2,5 por ciento anual nos indicaría una tasa del 14,5 por ciento. No es lo mejor versus una tasa superior en acciones o bonos en dólares.

5) Para las estrechas opciones que existe en el mercado, parecería que estamos en el mejor escenario para salir de pesos e ir posicionándonos en dólares. Lo hacemos convencidos que el Banco Central a través de las medidas que toma, está desesperado por ponerle un piso al dólar en $15 y que el precio comience a crecer.

6) Si tiene soja, maíz o trigo, fije su precio en dólares, y no se apure a vender, el precio del dólar podría subir en los próximos 60 a 90 días.

Conclusión

Estamos poniéndole fin al escenario de tipo de cambio bajo, las elecciones traerán consigo alguna dolarización de carteras, la bicicleta financiera continua, pero con otros instrumentos, la economía real está lejos de una recuperación sostenida.

Comentarios