Economía
Miércoles 11 de Octubre de 2017

El Fondo Monetario Internacional prevé que Argentina crecerá 2,5%

El FMI proyectó una inflación de casi 27 por ciento para este año y pidió al gobierno más ajuste y mantener la política monetaria contractiva

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que Argentina crecerá 2,5 por ciento tanto este año como el próximo, mientras que proyectó una inflación de 26,9 por ciento y 17,8 por ciento, respectivamente. También estimó que la tasa de desempleo será de 8,1 por ciento este año y 7,7 por ciento en 2018. El organismo multilateral elevó una décima el avance del PBI de este año respecto de la anterior previsión de fines de julio último.

En el informe, denominado en inglés World Economic Outlook (Panorama Económico Mundial), el FMI estimó que Argentina "se recuperará de la recesión del año pasado para anotar 2,5 por ciento en 2017 a partir del aumento de los salarios reales y su impulso sobre el consumo, el avance de la inversión apuntalada por las obras públicas de infraestructura, y las exportaciones, favorecidas por una demanda externa más sólida".

En tanto, el avance en la actividad en 2018 se basará en una demanda interna continua, que mejora en forma gradual y compensará un trasfondo de políticas macroeconómicas contractivas, como la tasa de interés necesaria para bajar la inflación y el comienzo de una consolidación fiscal.

"Con su economía saliendo de la recesión luego de un período de adaptación, Argentina debería acelerar su consolidación fiscal en 2018 y, en cuanto a su política monetaria, necesita mantenerse contractiva por permanecer la inflación aún por encima de las metas del Banco Central", destacó el reporte, publicado en inglés.

El organismo detalló que "en Argentina se proyecta que la inflación del índice anual de precios al consumidor disminuirá drásticamente en 2017 y 2018, a medida que se desvanezcan los efectos de la fuerte depreciación del tipo de cambio y los ajustes de las tarifas instituidos en 2016, mientras el Banco Central mantiene una política monetaria restrictiva y las negociaciones salariales adquieren una orientación más prospectiva".

En el estimador de mercados emergentes del G-20 con política fiscal contractiva, Argentina figura con un nivel "sustancial" en el largo plazo y "sin cambios" en el corto plazo, mientras que Brasil tiene valores "sustanciales" en ambos casos.

Respecto de la región, el Fondo Monetario Internacional revisó al alza dos décimas el crecimiento de Latinoamérica y el Caribe para 2017 a 1,2 por ciento y mantuvo sus perspectivas para 2018, en 1,9 por ciento tras dos años de recesión en la región. México y Brasil, las dos principales economías de la región, ven mejoradas sus perspectivas de crecimiento respecto a las de hace tres meses.

En el caso de Brasil, el organismo multilateral "prevé que el crecimiento alcance 0,7 por ciento este año y 1,5 por ciento en 2018".

"Gracias a una cosecha abundante y al estímulo del consumo, entre otras medidas, porque se permitió a los trabajadores extraer los ahorros acumulados en sus cuentas de indemnización por despido, ese pronóstico fue revisado al alza en medio punto porcentual para 2017 frente al nivel proyectado en abril, si bien la persistente debilidad de la inversión y el recrudecimiento de la incertidumbre en el ámbito político y en torno a la política económica llevaron a una revisión a la baja de 0,2 punto porcentual del pronóstico para 2018", agrega el informe sobre Brasil.

Para Chile prevé un crecimiento de 1,4 por ciento en 2017 y para Colombia 1,7 por ciento este año.

El ranking para el resto de la región incluye a Bolivia (4,2 por ciento en 2017 y 4 por ciento en 2018), Ecuador (0,2 por ciento y 0,6 por ciento), Paraguay (3,9 por ciento y 4 por ciento), Perú (2,7 por ciento y 3,8 por ciento), Uruguay (3,5 por ciento y 3,1 por ciento) y Venezuela (-12 por ciento y -6 por ciento en 2018).

Comentarios