Economía
Miércoles 19 de Abril de 2017

El Fondo Monetario elevó su pronóstico de inflación para la Argentina en 2017

En su último informe sobre perspectivas globales prevé que el país crezca un 2,2 por ciento, por debajo de lo que estima el presupuesto

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la economía argentina crecerá este año 2,2 por ciento, muy por debajo de lo previsto por el gobierno, mientras que la inflación se ubicará en 21,6 por ciento, casi cinco puntos por encima de lo fijado por el Banco Central.

Al presentar su Panorama Económico Mundial, en Washington, el Fondo mantuvo la perspectiva de crecimiento anual de la Argentina para 2017 y pronosticó una mejora del producto bruto interno (PBI) de 2,3 por ciento para el año que viene, inferior al 3,5 por ciento previsto en el presupuesto.

Con la inflación empeoró su pronóstico respecto del último informe, difundido en octubre del año pasado: del 20,5 por ciento al 21,6 por ciento para 2017, todavía lejos del 17 por ciento que pretende como tope el Banco Central.

De acuerdo con el organismo multilateral de crédito, la inflación en la Argentina será en 2017 del 21,6 en la medición "fin de período" o del 25,6 por ciento en el promedio. En la metodología del FMI la proyección promedio es la que se calcula mes a mes, con el acumulado resultante. En cambio, la inflación al final del período sería la evolución de precios del año calendario (como la que presenta el Banco Central).

Para 2018, el FMI vaticinó una inflación del 18,7 por ciento y un desempleo del 7,3 por ciento.

En los análisis proyectivos del FMI se estima un balance de cuenta corriente con signo negativo de 2,9 por ciento para 2017 y de -3,4 por ciento para 2018.

Para América latina y el Caribe el FMI prevé "una recuperación más débil de lo esperado, con un crecimiento de 1,1 por ciento en 2017 y 2 por ciento en 2018 (es decir, 0,5 y 0,2 punto porcentual menor que en la edición de octubre de 2016)".

Para el FMI, "dentro de la región, las perspectivas de crecimiento varían sustancialmente según el país. Si bien la actividad de la mayor parte de los exportadores de materias primas estaría respaldada por la recuperación de los precios de las materias primas, los fundamentos internos continuarían desempeñando un papel determinante en las perspectivas de algunos países grandes".

Sobre Brasil, señaló que "dejará atrás una de las recesiones más profundas gracias a un crecimiento previsto de 0,2 por ciento en 2017 y 1,7 por ciento en 2018 (0,3 punto porcentual menos y 0,2 punto porcentual más, respectivamente, de lo pronosticado en la edición de octubre de 2016)".

El crecimiento mundial también será un poco mayor, de 3,5 por ciento en 2017 y 3,6 por ciento en 2018; estimó el Fondo Monetario. Para este año, significa una revisión al alza de 0,1 punto porcentual en relación al último informe.

El pronóstico de perspectivas positivas fue dado a conocer en el marco previo de las reuniones de primavera que llevan adelante esta semana los dos organismos multilaterales en la ciudad de Washington, en la que participarán los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Finanzas, Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Reuniones en Washington

La agenda del ministro de Hacienda en Washington incluye encuentros con el viceprimer ministro de Singapur, Tharman Shanmugaratnam; el ministro de Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond, y la ministro de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani.

Además, prevé reuniones con autoridades del Americas Society/Council of the Americas.

La reunión de primavera del FMI y BM comenzará formalmente el próximo viernes y se extenderá hasta el domingo próximo en Washington.

Comentarios