tiempo de definición
Miércoles 15 de Marzo de 2017

El ex servicio de inteligencia Jaime Stiuso acusó a Cristina de armar una Side paralela

El ex servicio de inteligencia también involucró a Parrilli y a Milani. Dijo que se encargaban de espiar a opositores al gobierno

El ex director de Operaciones de los servicios de inteligencia argentinos Antonio Jaime Stiuso declaró ayer ante la Justicia que existía una suerte de "Side paralela" que respondía a las órdenes de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y del ex titular de la central de espías Oscar Parrilli, y que terminó comandada por el ahora encarcelado ex jefe del Ejército César Milani.

En esa agencia paralela aportaban información, siempre según Stiuso, la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó; la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), que dirigía Ricardo Echegaray, y la Unidad de Información Financiera (UIF), que manejaba José Sbatella.

A esa estructura dijo, finalmente se incorporó y virtualmente terminó comandándola el ex jefe del Ejército Milani, hoy detenido por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura.

Stiuso se exhibió ayer en los tribunales federales de Comodoro Py 2002 ante la prensa previo a declarar durante tres horas frente al juez federal Claudio Bonadio, en una causa donde se investiga la supuesta existencia de un "aparato" de inteligencia montado en el kirchnersimo para espiar a enemigos políticos y opositores, revelada por la publicación El Informador Público.

Acompañado por su abogado, Santiago Blanco Bermúdez, Stiuso declaró como "testigo" en la causa y, sonriente, permitió que se le tomaran fotografías y hasta una filmación casera de una periodista de Radio Nacional.

"Dijo que había una estructura que cometía actos de espionaje ilegal", reveló una fuente con acceso a la declaración, que no estuvo protegida por el secreto de la Ley de Inteligencia.

Stiuso recordó que en 2006 investigó la existencia de una supuesta organización que se dedicaba a espiar correos electrónicos y comunicaciones privadas por fuera del esquema judicial y que la información obtenida le era entregada "al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández y al ex titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria Marcelo Saín", dijeron las fuentes del caso.

Con la llegada de Milani a la jefatura del Ejército, insistió Stiuso, esa estructura se perfeccionó y terminó poco menos que institucionalizándose.

La declaración de Stiuso fue presenciada por el juez, por su abogado y por el fiscal Carlos Stornelli.

Con un cambio de look que lo hacía casi irreconocible (delgado, anteojos negros, cabello corto, y afeitada al ras) el ex director operativo de la Side concurrió al juzgado de Bonadio, que había cerrado este expediente pero debió abrirlo por orden de la Cámara Federal porteña.

Comentarios